septiembre 29, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Atracción peligrosa: acecho amenaza al cocodrilo cubano

4 min read

Cinaja de Zapata, Cuba (AFP) – Un compañero de apareamiento muy deseable puede tener una desventaja para una especie en peligro de extinción, como señaló el cocodrilo cubano.

La búsqueda agotadora de su apasionado homólogo estadounidense ha hecho que las especies de la isla sobrevivan, su número ya disminuya y esté más amenazado por el mestizaje.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la población de cocodrilos cubanos ha disminuido en más del 80 por ciento en tres generaciones.

Conocido por los científicos como Crocodylus rhombifer, este reptil de agua dulce de color negro y amarillo está catalogado como una especie “en peligro de extinción”.

El mestizaje es una de las principales amenazas para su supervivencia, según la UICN, junto con la búsqueda de carne, en gran parte para los menús de los restaurantes turísticos.

Hoy en día, la extensa área de distribución del depredador escamoso se limita en gran medida al pantano de Zapata, a 150 kilómetros al sureste de La Habana.

Pero ella no está sola.

También se encuentra aquí el Crocodylus acutus americano, un espécimen de agua dulce y salada que parece disfrutar de la compañía de su homólogo cubano, quizás demasiado.

Los conservacionistas de la Reserva Natural de Zapata dicen que uno de cada dos caimanes es un híbrido.

normal o no?

Pero la mezcla genética puede no ser necesariamente algo malo.

“Hay que recordar que el mestizaje también juega un papel en la evolución, en el surgimiento de nuevas especies”, dijo Etam Pérez Fletas, experto en especies exóticas de la Reserva Zapata.

READ  Las vacaciones por coronavirus ya son una realidad en España, siempre y cuando seas alemán

La pregunta para los científicos ahora es si esta combinación particular del acervo genético es buena o mala.


Un empleado del Centro de Cría de Cocodrilos de Cuba sostiene un cocodrilo cubano en Ciénaga de Zapata.
Foto: AFP

Pérez Fletas explicó que si el fenómeno es causado por presiones provocadas por el hombre, hay que detenerlo. Pero si es normal, puede ser mejor dejarlo solo.

Como a veces ocurre de forma natural, el mestizaje puede resultar en una especie más resistente, combinando la agresividad del caimán cubano más pequeño con la adaptabilidad de su tímido primo americano.

El caimán americano, clasificado como “vulnerable” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, es originario de los países del norte de Sudamérica, el Caribe, Centroamérica y punta Florida.

“Nuestra investigación se centra en averiguar si se trata de un cruce natural”, dijo Pérez Fletas.

Mientras tanto, un estudio genético de 2008 permitió a los científicos distinguir a los cocodrilos cubanos de los híbridos, excluyendo a estos últimos de los programas de cría en cautividad.

Sin par

En el Santuario de Zapata, de 500 a 1000 crías de cocodrilos cubanos nacen en semi-cautiverio cada año, alrededor de un centenar de ellos son liberados en la naturaleza.

AFP visitó el proyecto el día en que los trabajadores recolectaban huevos de nidos de cocodrilos para ponerlos en una incubadora, lo que mejoró drásticamente sus posibilidades de eclosión.


Un empleado del Centro de Cría de Cocodrilos de Cuba extrae los huevos del nido para transportarlos a las salas de incubación. Foto: AFP

Es un negocio arriesgado, y cinco hombres con grandes pétalos han rodeado el nido mientras otro ha cavado en busca de huevos, listo para defenderse de un repentino ataque espasmódico desde el agua o la hierba alta cercana.

Cada hembra pone entre 20 y 40 huevos, que pasan de 80 a 85 días en incubación.

READ  Biden está desarrollando un competidor para la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, comenzando por América Latina

El oficial de reserva de Zapata, Jorge Luis Monero, de 56 años, sostiene en sus brazos un pequeño ejemplar de medio metro de largo, insistiendo en que su perfil recuerda la característica forma alargada de la isla de Cuba.

“En las Américas, no hay otro cocodrilo como el cubano”, dijo.

Pero a pesar de la singularidad del animal, Pérez Fletas dijo que mantener una raza pura no es necesariamente la mejor opción y advirtió contra tomar una decisión apresurada en el futuro.

El especialista dijo que cuando se trata de una criatura que puede vivir hasta 70 años en cautiverio, lo mejor es tener “planes a muy largo plazo”.

“Quizás en 100 años, serán los autos híbridos los que necesiten protección”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *