mayo 14, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Comentario: Europa tiene un enorme lío de vacunas COVID-19 que debe limpiarse

5 min read

BRUSELAS: La enfermedad COVID-19 ha causado un gran sufrimiento en toda Europa y la lenta introducción de la vacuna en la Unión Europea amenaza con prolongar el sufrimiento. Si los líderes de la región no toman medidas decisivas pronto, la pandemia podría causar un daño irreversible a la propia Unión Europea.

Cuando el coronavirus golpeó la región en 2020, los estados miembros de la Unión Europea no pudieron ponerse de acuerdo sobre el lanzamiento de una vacuna, su principal línea de defensa contra él.

Los gobiernos nacionales confiaron la compra de la vacuna a la Comisión Europea, pero luego no coordinaron las estrategias de producción y distribución, ni lograron un consenso sobre qué grupos deberían vacunarse primero.

Los líderes de la Unión Europea se están reuniendo sobre las medidas del COVID-19, sopesando los certificados de viaje de la vacuna

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y otros líderes de la UE aparecen en la pantalla durante una videoconferencia de miembros del Consejo Europeo sobre la pandemia de COVID-19, en Bruselas, Bélgica, el 25 de febrero de 2021. Olivier Houslett / Ball vía Reuters

Recientemente, 13 países europeos suspendieron el uso de la vacuna Oxford-AstraZeneca después de que un pequeño número de personas que la recibieron desarrollaron una trombosis vascular atípica.

Leer: La introducción de la vacuna COVID-19 en Europa es ‘inaceptablemente lenta’: Organización Mundial de la Salud

La posterior conclusión de la Agencia Europea de Medicamentos de que la vacuna Oxford-AstraZeneca era “segura y eficaz” no tranquilizó a todos.

Si bien muchos países de la Unión Europea continuaron lanzando la vacuna o la reanudaron, Dinamarca, Noruega, Finlandia y Suecia mantuvieron su suspensión, mientras que Francia restringió su uso a personas mayores de 55 años.

Estas persistentes diferencias están generando una mayor desconfianza del público, no solo en la vacuna Oxford-AstraZeneca sino en toda la campaña de vacunación COVID-19.

Abordar la escasez de vacunas debería ser la primera prioridad de la Unión Europea en las próximas semanas. Una vez más, los estados miembros no se han puesto de acuerdo y algunos no dudan en comprar suministros fuera de la UE.

Hungría está distribuyendo la vacuna rusa Sputnik V, Eslovaquia la ha comprado y la República Checa está considerando hacerlo, mientras que Hungría también ha comprado cientos de miles de dosis de la vacuna china Sinopharm.

Leer: Los ministros de salud de la UE no lograron ponerse de acuerdo sobre las pautas comunes sobre la inyección de COVID-19 de AstraZeneca

Además, Austria y Dinamarca anunciaron recientemente un acuerdo por separado con Israel para producir vacunas de próxima generación para COVID-19. Este acuerdo prevé específicamente la creación de un fondo común para la investigación y el desarrollo, y la colaboración en ensayos clínicos fuera de los programas regulares de la UE.

Al mismo tiempo, Europa debe proteger a las personas en riesgo que esperan ser vacunadas o que no responden a las vacunas porque padecen una enfermedad específica o reciben determinados tratamientos.

En los Estados Unidos, los anticuerpos monoclonales han sido muy eficaces para satisfacer estas importantes necesidades. Francia, Alemania e Italia no esperaron la aprobación de la EMA antes de introducir estos tratamientos una vez que sus organismos reguladores nacionales los aprobaron, lo que sugiere que el nacionalismo de anticuerpos puede ser tan común como la nacionalización de las vacunas.

Ante estos desafíos, la Comisión Europea ha creado un grupo de trabajo para gestionar el suministro de vacunas en los próximos meses.

Dirigido por Thierry Britton, el comisionado de la UE para el Mercado Interior, el grupo de trabajo tiene como objetivo movilizar toda la capacidad de producción europea disponible, con el ambicioso objetivo de inmunizar al 70 por ciento de los adultos europeos para finales del verano.

Leer: Comentario: Cómo se utilizan las vacunas COVID-19 como arma mientras los países compiten por influencia

En paralelo, la presidenta del ACNUR, Ursula von der Leyen, anunció en febrero la creación de la incubadora de la Autoridad de Respuesta y Preparación para Emergencias Sanitarias (HERA), una agencia encargada de abordar las nuevas variantes del coronavirus.

HERA pretende desempeñar un papel similar al de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de EE. UU. (BARDA), que ha desempeñado un papel esencial en el rápido desarrollo sin precedentes de las vacunas Oxford-AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson.

Con BARDA, Estados Unidos aseguró rápidamente un gran suministro de vacunas COVID-19 que le permitió al país lanzar una campaña de vacunación mucho más rápida que en Europa.

Aprenda de la velocidad operativa

El éxito de los esfuerzos del gobierno de EE. UU. En el proceso Warp Speed ​​para desarrollar vacunas COVID-19 no solo se debe al presupuesto del plan de más de $ 12 mil millones, sino también a su integración y coordinación de pasos a lo largo de la cadena de valor de la vacuna, desde la base desde la investigación hasta la producción y distribución a gran escala.

Esta estrategia incluyó un alto riesgo, común a los sectores público y privado.

Brotes de virus en la oxidada Unión Europea

Una enfermera administra la vacuna Pfizer / Biontech COVID-19 a un trabajador de la salud en el Hospital MontLegia CHC en Lieja, Bélgica, el miércoles 27 de enero de 2021 (AP Photo / Francisco Seco)

La gestión de la Operación Warp Speed, confiada a un alto ejecutivo farmacéutico con experiencia en vacunología y un general de alto rango del Ejército de los EE. UU. A cargo de la logística, fue otro factor crítico en el éxito del plan.

Leer: Comentario: El pasaporte de vacuna digital podría abrir una burbuja de viajes en el sudeste asiático, pero primero se deben hacer algunos cambios

Si la ambición de la Unión Europea es reproducir una iniciativa como esta en Europa, está claro que la movilización de recursos financieros adecuados será un obstáculo importante, aunque puede que no sea el mayor.

Alternativamente, el principal desafío puede ser llegar a un acuerdo entre los estados miembros y la Comisión Europea para dar a HERA suficiente independencia para garantizar la flexibilidad que necesitan las operaciones de la agencia.

El Consejo Europeo de Innovación, inaugurado recientemente por von der Leyen y el presidente francés Emmanuel Macron, podría proporcionar un modelo interesante en este sentido. Junto con el Banco Europeo de Inversiones, EIC ha hecho posible mantener un punto de apoyo europeo en CureVac, la próxima vacuna COVID-19 en el mercado.

Independientemente de la apariencia de la nueva agencia, los líderes europeos deben acelerar urgentemente el lanzamiento de una vacuna COVID-19 en la región. Además, deben definir una nueva estrategia ambiciosa para apoyar la innovación farmacéutica en Europa en beneficio de las personas de todo el mundo.

Michelle Goldman, presidenta del Instituto de Innovación Interdisciplinaria en Salud (I3h) y profesora honoraria de inmunología en la Universidad Lipper de Bruselas, fue directora ejecutiva de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores de 2009 a 2014.

READ  Brasil está construyendo una nueva estatua gigante de Cristo, más alta que Río

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *