Search for:
  • Home/
  • Economy/
  • El presidente del Gobierno español viaja a Marruecos para recoger los frutos de la renovación de las relaciones – Winnipeg Free Press
El presidente del Gobierno español viaja a Marruecos para recoger los frutos de la renovación de las relaciones – Winnipeg Free Press

El presidente del Gobierno español viaja a Marruecos para recoger los frutos de la renovación de las relaciones – Winnipeg Free Press

BARCELONA, España (AP) – El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, viajó el miércoles a Rabat con 11 ministros para reunirse con funcionarios del gobierno marroquí, como parte de la estrategia del país europeo para mejorar las relaciones históricamente complejas con su vecino del Estrecho de Gibraltar.

La visita se produce 10 meses después de que Sánchez fuera a reunirse con el rey marroquí Mohammed VI y pusiera fin a la crisis diplomática que estalló en 2021 por el territorio en disputa de Marruecos en el Sáhara Occidental. Durante esa reunión, Sánchez anunció una “nueva fase de las relaciones bilaterales” con Marruecos, un socio importante de la Unión Europea en la lucha contra el extremismo y ayuda a las políticas de migración irregular del bloque.

Sánchez voló hacia el sur nuevamente el miércoles, el día antes de sentarse con el primer ministro marroquí Aziz Akhannouch, un empresario multimillonario que ganó las elecciones en 2021 y se considera cercano a Mohammed VI.


ARCHIVO – El primer ministro español, Pedro Sánchez, llega a una cumbre de la UE en Bruselas el 20 de octubre de 2022. Sánchez viaja a Rabat el miércoles con 12 ministros para una reunión de dos días con funcionarios del gobierno marroquí, como parte de la estrategia europea del país. para mejorar las relaciones históricamente complejas con su vecino del Estrecho de Gibraltar. (Foto AP/Geert Vanden Wijngaert, archivo)

Sánchez fue recibido por Akhannouch en el aeropuerto de Rabat antes de asistir a un foro con empresas de ambos países.

La agenda de Sánchez no incluye otro encuentro con el rey marroquí, con quien compartió una comida iftar durante el mes sagrado del Ramadán el pasado mes de abril en el que destacó su reconciliación.

En cambio, dijo la oficina de Sánchez, el presidente del Gobierno mantuvo una conversación telefónica con el rey, durante la cual acordaron que la reunión “contribuirá a la consolidación de esta nueva era en las relaciones entre Marruecos y España”. Agregó que Sánchez aceptó la invitación del rey para realizar otra visita oficial a Rabat en una fecha no especificada.

Los marroquíes constituyen la comunidad extranjera más grande de 800.000 residentes en España, e importantes lazos económicos unen a vecinos separados por solo 13 kilómetros (8 millas) de agua en su punto más cercano.

Pero las relaciones entre España y Marruecos se dañaron gravemente en mayo de 2021 después de que España permitiera que el líder del Frente Polisario, que ha librado una insurgencia armada de baja intensidad que buscaba la independencia del Sáhara Occidental de Marruecos, recibiera tratamiento médico por COVID-19 en España.

Marruecos respondió relajando sus controles fronterizos en la región norteafricana de Ceuta, con miles de personas cruzando hacia la ciudad. Las tensiones se mantuvieron altas hasta que Sánchez modificó la posición de larga data de España sobre el Sáhara Occidental al apoyar la propuesta de Rabat de otorgarle más autonomía mientras permaneciera bajo control marroquí. Madrid sostiene que el pueblo del Sáhara Occidental debe decidir su futuro a través de un referéndum.

Sánchez pagó un alto precio por acercarse a Marruecos.

Su cambio con respecto al Sáhara Occidental ha enojado a Argelia, partidario del Polisario y un importante proveedor de gas natural para España. También fue muy criticado en España, de la cual el Sáhara Occidental fue colonia hasta 1975, y provocó fricciones dentro de la coalición izquierdista gobernante de España entre los socialistas de Sánchez y su socio menor. Los políticos de todo el espectro español consideraron que Sánchez había traicionado al pueblo saharaui del Sáhara Occidental a cambio de una ganancia tangible muy pequeña.

Ahora, Sánchez tiene como objetivo cosechar algunos de los beneficios después del regreso diplomático a la normalidad del año pasado.

Esta será la primera reunión desde 2015 con una delegación tan grande de los ministerios. Sánchez acompaña a sus ministros encargados de Economía, Energía, Relaciones Exteriores, Seguridad, Policía, Agricultura, Comercio, Transporte e Inmigración, entre otros.

Se espera que la reunión del jueves entre los dos gobiernos desemboque en varios acuerdos entre ministerios y apoye el crecimiento empresarial, incluida la apertura de oficinas aduaneras en los pasos fronterizos de Ceuta y su hermana Melilla, que Marruecos nunca ha reconocido oficialmente como territorio español. La aduana de Melilla fue cerrada por Marruecos en 2018, mientras que en Ceuta no había aduana.

España es el mayor inversor extranjero en Marruecos, adquiriendo una parte significativa de toda la inversión extranjera, lo que hace de la cooperación económica una prioridad máxima para el gobierno marroquí. Marruecos es el tercer socio comercial más importante de España fuera de la Unión Europea, después de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Marruecos, al igual que Turquía y otros países del norte de África, ha cosechado beneficios económicos de la Unión Europea a cambio de reducir la migración irregular a España. Sin embargo, eso no ha impedido que miles de inmigrantes y refugiados, incluidos jóvenes marroquíes que buscan un futuro mejor en Europa, intenten cruzar el Mediterráneo o emprender el peligroso viaje por el Atlántico hasta las Islas Canarias.

Las tácticas de la policía fronteriza tanto en España como en Marruecos fueron objeto de un intenso escrutinio después de que al menos 23 hombres africanos, muchos de ellos supuestamente refugiados de Sudán, murieran cuando asaltaron una valla fronteriza en Melilla en junio.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional organizó una protesta frente a la sede del gobierno español en Madrid el miércoles, recortando las siluetas de las víctimas de la tragedia de Melilla. La organización de derechos humanos elevó el número de muertos a 37 y dice que otros 77 siguen desaparecidos por el accidente.

“La cumbre de hoy entre Marruecos y España pretende ignorar lo que sucedió hace apenas siete meses”, dijo Esteban Beltrán, responsable de Amnistía Internacional en España. “Queremos recordar que (las víctimas) están con nosotros, y queremos recordar el sufrimiento de sus familias que no tienen información ni una investigación veraz de lo sucedido”.

___

Alicia León contribuyó a este despacho desde Madrid.

READ  El negocio se calma con los toques de queda en días festivos

"Defensor de la Web. Geek de la comida galardonado. Incapaz de escribir con guantes de boxeo puestos. Apasionado jugador".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required