octubre 21, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

El tigre que llegó gratis: Falcao vuelve y marca en La Liga | la Liga

8 min read

TEse fue el momento que no querías perderte Esquina Avenida Albufera y Payaso Fofó, en la República Popular de Vallecas, y Las barras de apertura retumbaron para la cuenta regresiva final.. Adentro, en la primera fila de asientos del lado este del predio donde las banderas colombianas se habían unido al tricolor y el humo olía un hedor, El ventilador en el mono de tigre rugió y cantó. Los que le rodeaban hicieron lo mismo. O simplemente reír. Había 3.280 personas, así como una docena o más acurrucadas en las torres que daban a la muralla en un extremo, todos volviéndose un poco locos cuando su atacante lucía una sonrisa del tamaño de la ciudad a la que había regresado.

Nada de esto tenía sentido, pero las cosas rara vez suceden allí. El equipo más joven de la primera división, y en mucho, un equipo que no debería existir pero que de alguna manera ha sido promovido a través de los play-offs, un club desmoronado en perpetuo conflicto y crisis con tanta afición. Fred había optado por mantenerse alejado y lideraba 3-0. Dos partidos en casa, dos victorias, siete goles marcados, nada encajado. Y a la luz del sol, ese era realmente Radamel Falcao besando su placa. Los jugó 10 minutos 24 segundos y ya tenía gol.

The Fiver: Regístrese y reciba nuestro correo electrónico diario de fútbol.

Pocos podían creer que estaba jugando con ellos. Su nuevo jefe lo comparó con Pelé y se supone que personas como Pelé no deben jugar en equipos como el Rayo Vallecano. Claro, Maradona lo hizo, pero ese era Hugo, no Diego. Si alguna vez hubo un momento en que los jugadores siguieron avanzando, dirigiéndose a las divisiones a medida que crecían, Laurie Cunningham y Hugo Sánchez jugaron para el Rayo, ese tiempo parecía haber terminado. Cuando Sánchez se unió a ellos, tenía 35 años y eso fue hace 28 años. La mayoría está de acuerdo en que la firma de Falcao es lo más cercano a lo que han estado desde entonces. Su parecido con Pele lo empujaba, una línea de la que también se reía, pero quizás la historia más ridícula de un verano lleno de ellas.

READ  James Maddison: El Arsenal está interesado en fichar al centrocampista del Leicester pero también en Martin Odegaard | noticias de futbol

Comenzó con el mediocampista Mario Suárez, colega de Falcao cuando estaba en el Atlético de Madrid, y le dijo al presidente del Rayo, Raúl Martín Brisa, que el colombiano estaba disponible, pronto para ser agente libre y ansioso por regresar a España. Galatasaray no pudo mantenerlo. Tenía 35 años. También se lastimó mucho. No era alguien por quien su entrenador, Andoni Iraola, había pedido, y honestamente, tampoco era alguien por quien le preguntaran a Iraola. Pero necesitaban desesperadamente un delantero y era Radamel Falcao. en Río. Gratis. Dispuesto a renunciar a los salarios que el Galatasaray no podía pagar, ansioso por encontrar un lugar donde jugar para poder llegar al Mundial. Fue a fines de agosto, y sin discutir con nadie, que es la forma en que hace la mayoría de las cosas, Prisa comenzó a negociar la mudanza directamente con Falcao.

“No hubo tiempo para opinar”, dijo Iraola en Marca. “Todo sucedió muy rápido en las últimas horas”. Cuando se finalizó el último acuerdo de verano, era difícil de imaginar.

Ha pasado mucho tiempo, su último partido de La Liga se jugó en junio de 2013 cuando se vio obligado a irse en contra de su voluntad, pero es difícil hacer justicia a lo bueno que fue Falcao la última vez que estuvo en España, donde todo comenzó. Era del Atlético. Qué popular era: gentil, tranquilo, un toque de humildad a la timidez en esa sonrisa contrasta con una mentalidad de su ambición, la determinación que tiene un equipo que describe a un hombre que desaparece constantemente en su territorio privado a medida que se acercan los partidos. Lo llaman tigre, y había algo en él, algo depredador en él.

READ  LIVESTREAM ESPAÑA: Zaragoza Hurricanes @ Gijon Mariners, 17 de abril, 16:00 CET (4 pm, 10:00 am ET)
Falcao metió el balón en la red ante el Getafe.
Falcao metió el balón en la red ante el Getafe. Foto: Imágenes de Dax / NurPhoto / Shutterstock

La ex árbitro Ituraldi González cuenta la historia del segundo partido de Falcao en España. Cuando entró un tiro sesgado, se acercó a Itoraldi y le pidió que se registrara como suyo. “Vine aquí para ser un anotador”, dijo, y el discurso no fue una fanfarronada sino una declaración de la verdad.

Marcó 24 goles en Liga en su primera temporada y 28 goles en la segunda. Fueron 70 goles en 91 partidos: todo tipo de partidos, todo tipo de goles. Al final de la final de la Liga Europea de 2012, la segunda que ganó de forma consecutiva, el hombre del partido en ambas finales, anotando 29 goles en ambas competiciones, cuando Diego Simeone estaba hablando por teléfono con su hijo. “¡¿Has visto a Falcao ?!” Dice que el entusiasmo se desborda.

Ese increíble entusiasmo sigue ahí, a 15 minutos al sur del Wanda Metropolitano. Un sentimiento de incredulidad por todo.

También hay algo estratégico: Google “cómo comprar una camiseta de Falcao” y ver el impacto en Colombia y más allá. Lástima que no tuvieran las camisetas para vender. También puede existir el peligro de que Falcao se convierta en la cosa linda y brillante que distrae de todo lo demás.

Iraola, quien llevó al Rayo a la promoción la temporada pasada, fue un prodigio que se erige como testimonio de la cantidad de trabajo que él y sus jugadores hicieron, una hazaña lograda a pesar de todo lo que los rodea. Con el inicio de esta temporada, la mayoría pensó que sería un milagro que el Rayo no terminara de tocar fondo, y mucho menos de escapar de la zona de descenso.

Las cosas no van bien. No hay dinero para gastar. El director financiero, así como el taquillero, se han ido, hay una disputa sobre los abonos de temporada y los aficionados se retiran en protesta y no pueden utilizar su campo de entrenamiento. Cada juego trae consigo cánticos de “Pressa, vete ahora” y es realmente sorprendente que no lo haga, y es difícil de entender merodeando, no solo por ellos, sino por él.

Los vítores no provienen de una fiesta endurecida, en gran parte vacía ahora, sino de todos los rincones del piso, incluidos los asientos cerca del palco de directores, los fanáticos allí le dicen en la cara.

La división entre la afición y el club es profunda. Durante la pandemia, Prisa Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Fox, invitó a un estadio vacío para verla contra el Albacete, cuyo atacante, Roman Zozulia, resultó ser acusado por los fanáticos del Rayo de ser un nazi. Los aficionados respondieron yendo al día siguiente a “limpiar” el suelo.

Esto, recuerde, es un equipo de viva, el orgulloso vecindario donde obtienen tantas de sus credenciales de izquierda, separado de la ciudad que se los tragó.

“Mario me habló de los valores del club”, dijo Falcao. Si el colombiano no le dijo a la otra parte, todos los problemas, pronto los vio. El jueves, en su presentación, que se retrasó el lunes porque estaba lloviendo y durante otros 50 minutos mientras intentaban que todos entraran, se quedó un tanto incómodo mientras el discurso del presidente estaba envuelto en cánticos para que se fuera. Pero todavía había 2.500 personas, más de las que nadie puede recordar en Vallecas, y cuando se trataba de Falcao, la emoción era ineludible, abrumadora. También había ambición.

“Estamos hablando del mejor jugador final del planeta en los últimos 25 años, después de Hugo Sánchez”, dijo Brisa. Falcao dijo que el Rayo podría aspirar a “algo más que sobrevivir”. También prometió “mucha felicidad y muchos goles”.

Falcao en su presentación.
Falcao en su presentación. Foto: Imágenes de Dax / NurPhoto / Rex / Shutterstock

Dos días después se lo entregó. Nombrado suplente ante el Getafe, “Tigre, en una jaula” como lo puso Oscar Ejido en Carousel Radio, Falcao no calentó antes del partido. Tampoco salió del túnel con sus compañeros. Cuando apareció lo hizo solo, fuera de juego al inicio del partido Caminar por el campo, como si estuvieras tratando de pasar desapercibido, como si tuviera alguna posibilidad.

“Rio no suele tener jugadores con su historia”, dijo Iraola, y mientras los novatos caminaban, sus cabezas se volvieron en su lugar. El Rayo jugó bien y lideró desde un penalti temprano, pero se sintió como si todo el lugar lo estuviera esperando, un jugador más grande que el club al que se unía, aunque nunca dijo eso.

Cuando salió a calentar, hubo aplausos. Levantarse Cuando llegó a sustituir a Randy Natika en la mitad del segundo tiempo. Llevó el número tres en honor a su padre, Radamel García King: Defensor seguir a todas partes El nombre del mediocampista brasileño Falcao, quien murió en enero del año pasado. “Me dio mi pasión por su deporte”, dijo Falcao. “¿Qué mejor manera de alabar ahora que ya no está aquí?”

como el. Con su primer toque, Falcao hizo un disparo. La segunda vez volvió e hizo una intervención, y con la tercera completó un soberbio pase. Con su cuarto, ganó el córner encabezado por Pathy Sis en el segundo. Con su quinto, se defendió de dos defensores y encontró a Issei. Y luego, a los seis años, hizo lo que hace, lo que todos recuerdan una y otra vez hace tantos años. Un pase brillante de Ces atravesó la defensa. Falcao le dio un toque y luego lo estrelló contra la esquina más alejada.

“Soñaba con venir y marcar goles”, dijo, sonriendo suavemente. Era la primera vez que marcaba en España desde un gol ante el Barcelona hace ocho años, y quién sabe, podría ser la última. Pero la forma en que tomó esa foto como tantas otras a lo largo de los años no parecía probable y en ese momento todo tenía sentido y estaba bien, estaba bien con el mundo. Falcao regresó, besando la placa, abrazando a sus compañeros y fanáticos que aún no podían creer que estaba aquí. Luego señaló al cielo y levantó las manos hacia Radamel, el padre que empezó todo, donde Europa volvió a florecer, viva rebotando con ellos.

Guía rápida

Resultados de la liga

show

Viernes: Celta 1-2 Cádiz. Sábado: Alavés 0-2 Osasuna, Atlético 0-0 Atlético, Elche 1-1 Levante, Rayo 3-0 Getafe. domingo: Betis 2-2 Espanyol, Mallorca 0-0 Villarreal, Real Sociedad 0-0 Sevilla,
Valencia 1-2 Real Madrid. Partido del lunes: Barcelona – Granada.

Gracias por tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *