Ayer acabó uno de los talent shows nacionales de más éxito. Operación Triunfo 2018 nos ha dejado grandes artistas y momentos. Según hemos conocido hoy no hay prevista una próxima edición. Toni Sevilla, encargado de contenidos en TVE, ha comunicado hoy durante una rueda de prensa con los finalistas “creemos que OT debe descansar”. Se trata de una pausa para que los espectadores y el formato no acaben sobreexplotados. No es de extrañar ya que los espectadores han caído esta edición. Aún esta desagradable noticia los cinco finalistas junto a los invitados de la noche nos dejaron momentos para recordar.

Las increíbles actuaciones de los concursantes que comenzaron con un grupal de The Edge of Glory de Lady Gaga. Después, Alba Reche, una de las favoritas, creó un momento mágico con Creep de Radiohead, que ya se la oímos en su casting final. Famous con And I Am Telling You I’m Not Going de Jennifer Hudson nos regaló un auténtico espectáculo, no nos extraña el sorpaso que le hizo ganador. Por parte de Julia Medina disfrutamos de Déjame ser de Manuel Carrasco una de sus mejores actuaciones. Never Enough,banda sonora de The Great Showman, fue la elección de Natalia que aunque parecía arriesgado logró llevarla con mucho talento. Por último, Sabela con Tris Tras de Marful siguió fiel a su esencia.

Alba, Famous y Natalia fueron los tres finalistas que volvieron a enfrentarse. Sin duda uno de los momentos de la noche fue la vuelta de Amaia al escenario de OT. Interpretó un tema propio, la introducción de su primer álbum, acompañada solamente de una guitarra. Nos dejó ver que sigue siendo la misma y que nos va a dar grandes éxitos en su carrera. Pablo Alborán también protagonizó uno de los momentos de la noche acordándose del asesinato de Laura Luelmo y dedicando a los afectados la actuación. Finalmente, cuando se proclamó el ganador hubo una inesperada protagonista que agradeció al público la elección, la madre de Famous.