Trabajar en teatro es muy distinto a interpretar un papel en una película o una serie de televisión. En teatro no hay repeticiones ni cortes en los diálogos, aunque la presencia del público provoca un grado mayor de exigencia al propio actor o actriz, ya que el público será testigo de todos tus errores. Sin embargo, la televisión y el cine es complejo respecto a interpretar delante de una cámara, que puede ser más fría que un escenario.

En el teatro uno de los aspectos que pueden incidir en la propia interpretación es el lugar donde se realiza la obra de teatro. Anna Castillo explica que la diferencia de salas entre la obra La llamada y La Pilarcita ocasiona formas y sensaciones distintas de interpretar. En La llamada imponía menos actuar debido a la altura del escenario, mientras que, en La Pilarcita, al tener el público tan cerca, añade responsabilidad y nervios pues no hay trucos, y a pesar de exigir mucha más responsabilidad tener a la gente tan cerca es muy bonito.

Home sweet home 🙏🏼✨

A post shared by Anna Castillo (@nanitita) on

Para la actriz Anna Castillo, el papel del teatro va más allá de hacer disfrutar a la gente, sino que cada uno salga transformado de la función, aunque tan sólo sea un par de días, pero que algo cambie en sus vidas. Así, Anna Castillo explica que cuando trabaja en teatro intenta mandar un mensaje; e intenta que cuando trabaja en comedia, la gente se lo pase bien, mientras que, si lo hace en drama, la gente se emocione.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here