Britney Spears, una de las cantantes internacionales más conocidas, populares y un auténtico mito, ha decidido realizar un parón en su carrera musical. Domination, el nuevo proyecto de la princesa del pop, iba a empezar su gira en febrero en Las Vegas. Sin embargo, Spears ha suspendido todos sus conciertos. ¿Los motivos? La familia.

Desde hace meses, el padre de Britney Spears estuvo en una muy mala situación médica. Ahora que parece todo está mejor queda recuperarse. Por ello, la cantante ha decidido centrar toda su energía en estar con su familia en estos momentos. Los representantes comunicaron que se trataba de una perforación de colón del que tiene que recuperarse en casa. Mediante una publicación en Instagram de una tierna foto familiar nos ha dado la noticia del retiro temporal. Los fans aunque dolidos por no ver a su estrella, entienden las circunstancias.

Los fans no entienden cuándo volverá a la música y retomará su gira porque no ha dado fechas. Lo que sí podemos asegurar es que temporalmente no la veremos demasiado. Es un motivo más que justificadísimo y deseamos toda la fuerza y suerte a la cantante y actriz.