La novena temporada de La que se avecina fue la última en la que participó Cristina Castaño. La psicóloga de Mirador de Motepinar apodada como “La comecocos” se marchaba de la noche a la mañana, sin un capítulo de despedida y con una excusa poco trabajada para el calibre que tenía este personaje. Son muchos los que han manifestado el gran error que supone dejar marchar a Cristina Castaño de la serie, catalogándola de vecina insustituible. Por otro lado, se han elevado a protagonistas algunos personajes secundarios para tapar su hueco como Teodoro Rivas (Ernesto Sevilla), la Chusa (Paz Padilla) o Yolanda Morcillo (Miren Ibarguren).

En las declaraciones que han realizado el resto del reparto de la serie sobre su partida ha habido de todo. En aspectos generales, tristeza, suerte en el futuro y buenas palabras pero la cosa cambia cuando nos centramos en el grupo característico de Judith Bécker, la “chupipandi”. Investigando, cabe destacar que la actriz Macarena Gómez se enteraba de la noticia en el momento en el que le preguntaba el periodista y, la misma junto con Vanesa Romero y Cristina Medina (Lola, Raquel y Nines), no siguen a la actriz en Instagram.

Resulta extraño que actrices que comparten numerosas escenas de forma conjunta no convivan en esta red social. De hecho, siguen a otros miembros de la serie y suben fotos con ellos, además de comentar sus imágenes. No hay un motivo razonable para explicar esto pero si una posibilidad bastante evidente. El personaje interpretado por Cristina Castaño ha despertado más cariño e interés que el de sus compañeras. Judith Bécker tenía sus propias escenas e interpretaba situaciones en solitario. Los personajes de Raquel, Lola y Nines tenían un argumento demasiado machacado, llegando a participar en escasas escenas propias y solo colaborando en las tramas conjuntas. En definitiva, puede que Cristina Castaño diera el gusto de abandonar el proyecto en el que, para muchas, era la mayor competencia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here