El palacio de Kensington está de enhorabuena. Kate Middleton se convertirá en madre por tercera vez dentro de unos meses. El próximo miembro de la familia Real se convertirá en el quinto en l línea de sucesión de la familia. Sin embargo, parece que al igual que con el resto de sus embarazos, este también va a hacerle más complicado cumplir con sus obligaciones reales.

Al igual que le sucedió con los embarazos de sus hijos, Jorge y Carlota, Kate Middleton vuelve a sufrir un trastorno que sólo un 1% de las embarazadas sufren. Se trata de la hiperémesis gravídica, una infección genética. Este trastorno hace alterar completamente la vida diaria de la embarazada. Esta enfermedad no se limita a los mareos y vómitos matutinos habituales, sino que éstos no desaparecen tan fácilmente. Por este mismo trastorno, en uno de sus embarazos anteriores, Kate Middleton tuvo que ser hospitalizada en la clínica King Edward VII. Si la enfermedad se complica, esto podría traerle deshidratación, pérdida de peso y tensión baja entre otras complicaciones. Por el momento, la agenda de la Duquesa ha tenido que ser modificada. Alguno de los actos que tenía programados, han tenido que ser suspendidos.

Kate Middleton no es la primera ni la única famosa que ha sufrido esta dolencia. Actrices como Kate Winslet, también sufrieron esta enfermedad a lo largo de todo su embarazo. Aunque el anuncio de su embarazo haya alegrado a la mayoría, algunos lo han visto como otra norma rota por parte de los Duques de Cambridge. El motivo pocos lo podrán imaginar. Y es que existe una regla no escrita en la familia Windsor de no tener más de dos hijos. Por el momento la única que había roto esta ‘norma’ era la Reina Isabel II, que tuvo 4 hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here