Kim Kardashian sorprendió a los espectadores del programa ‘Keeping Up with the Kardashian’. La mujer de Kanye West admitió durante una conversación con su cuñado Scott Disick y su hermana Kendall Jenner que estaba drogada cuando se grabó teniendo sexo con su ex novio, Ray J. El video rápidamente se hizo viral en Internet y Kim se terminó de hacer famosa en todo el mundo, si no lo era ya.

“¿Tú eras divertida, cierto? ¿En una época eras salvaje, verdad?” con esta pregunta de Scott empezó todo. “Cuando me casé estaba drogada con éxtasis“, confesó Kim en referencia a su breve matrimonio con el productor Damon Thomas“La primera vez que consumí éxtasis me casé, la volví a tomar y grabé un video teniendo sexo”. El video del que hablamos se grabó hace unos 15 años. Kim se encontraba con su novio de aquella época, el cantante Ray J.

Kim reflexionó sobre su experiencia con las drogas y confesó que las dos veces que las ha tomado pasaba algo malo. Refiriéndose claramente al vídeo y a ese matrimonio. Ver las cosas desde ese punto de vista la ayudó a decidir que ya no consumiría más éxtasis ni ninguna otra sustancia. Esa etapa ya quedó atrás y ahora su vida es diferente. Casada y con 3 hijos, vive una etapa mucho más tranquila. Pero también sabe divertirse, ”pasé por esa fase salvaje. Ya no soy así, pero todavía me divierto. Siempre soy el alma de la fiesta”.

View this post on Instagram

Fittings….

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on