Ver al mejor jugador de la historia jugando es todo un lujo para cualquier espectador del buen fútbol. Leo Messi se ha ganado el derecho a marcar la diferencia y a ser determinante en cada jugada de un partido. Cumple a la perfección casi todas las facetas de un jugador perfecto, menos uno, los lanzamientos de pena máxima. Los penaltis de Messi tienen muchas historias que contarnos.

Cada vez que el futbolista argentino tiene que enfrentarse al lanzamiento de los 11 metros se le vienen a la cabeza momentos buenos y malos. Uno de los peores momentos que el futbolista vivió fue en el año 2012, en la semifinal de la Champions League, contra el Chelsea. Messi falló el penalti que suponía el acceso a la final del campeonato, un golpe duro para el futbolista que terminó el partido entre lágrimas. Sin embargo, uno de los momentos más dulces de los penaltis de Lionel Messi tiene que ver en un partido de liga. En esta ocasión, pudieron entrar a la historia al imitar el famoso penalti de Johan Cruyff, que muchos intentaron imitar y que pocos han conseguido.

Ahora hemos tenido que ver otro momento malo de Messi en este mundial. En el debut de la selección Argentina, el líder del equipo falló el penalti que daría el triunfo. Pero, como muchos dicen, el Dios del fútbol se ha ganado el derecho a fallar esos penaltis por todo lo que le ha dado a Argentina. Tendremos que ver si en este mundial los penaltis de Messi mejoran o si por el contrario siguen dando mucho de qué hablar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here