La influencer Lovely Pepa es una de las más valoradas en nuestro país. Tiene millones de seguidores en Instagram que todos los días están pendientes de los looks que la gallega muestra en su cuenta. Alexandra Pereira, su verdadero nombre, se ha convertido en un referente para las chicas de España, y poco a poco se está haciendo su hueco a nivel internacional. Lo que lleve Lovely Pepa está de moda, los colores, formas que añada a su marca, Lovely Pepa Collection, serán los que se lleven en las próximas temporadas. Alexandra está al día de todas las tendencias, pero además tiene su estilo y personalidad propia, algo que se refleja en sus looks.

Aunque para el día a día vista con prendas más casuales, en ocasiones especiales se arriesga más añadiendo su toque personal. “En mi día a día soy una persona muy normal vistiendo. Creo que por eso atrae también a la gente a seguirme. Pero sí que es verdad que en Fashion Weeks o eventos de este tipo trato de arriesgar más. Ahí es donde mezclo prints y elijo diseñadores nuevos, gente que está sonando”. También hay que tener en cuenta que Lovely Pepa se pasa una parte importante de su tiempo en aviones, por lo que prefiere ir cómoda, como con un chándal, pero siempre ‘chic’. “Ahora que estoy viajando mucho a Los Ángeles, la gente va vestida en chándal todo el santo día. O sea, ¿por qué no? Pero un chandal-chic, eh”, advierte la bloggera.

La evolución en el estilo de Lovely Pepa ha sido muy comentado e incluso ella se ha llegado a pronunciar al respecto. En sus primeros looks podemos ver que son mucho más sencillos y que no tienen ninguna prenda de lujo, algo que en los de ahora siempre incorpora. Lovely Pepa además de ser muy activa en Instagram también sube vídeos semanales a su canal de YouTube. Vídeos sobre sus impresionantes viajes a Bali o Singapur, o sobre sus rutinas de belleza. También en su canal habla de moda, su profesión y pasión. Y aunque ella es consciente de que la moda va y viene, “yo siempre digo: Nunca digas nunca, porque hay veces que ves una cosa horrible y luego, a los diez años, es la bomba”, ha confesado con qué prenda es difícil que la veamos. “Quizá te diría las botas blancas. No me gustan”, admite la gallega. Habrá que esperar si finalmente cae en la tendencia de las botas blancas o si no la veremos con ellas.