El actor Miguel Ángel Silvestre triunfa con la interpretación dentro y fuera de España. Como artista tiene varias habilidades que le permiten hacer en sus rodajes algo espectacular. Le gusta mucho la interpretación desde pequeño y siempre ha sido un perfeccionista en su trabajo. Eso le ha permitido ser constante en su día a día, y de ahí viene su gran éxito artístico.

Miguel Ángel asegura que tiene varios puntos fuertes pero entre ellos destacaría su tesón. “Dedico muchas horas a mi trabajo y cuento con muchas inquietudes. Soy un apasionado de lo que hago y me veo más fuerte con los años. Nunca abandonaré la pasión del cine”, confesaba el actor en una entrevista para el periódico El Español. Su tesón se ha visto reflejada no sólo en el cine. El artista también es un amante del deporte y siempre le ha encantado el tenis. Él quiso ser uno de los mejores tenistas del mundo sin tener la mayor capacidad. Para ello tenía que  ser constante y entrenar durante muchas horas. Pero nunca lo consiguió. En cambio en el cine es diferente.

Team work with my nephew!

A post shared by Miguel Angel Silvestre (@miguelangelsilvestre) on

La fuerza con la que dedica su tiempo a la interpretación le permite ser constante en lo que hace. Además de ser una persona entregada en cada una de sus actuaciones, Silvestre ve mucho cine y disfruta con el trabajo de otros compañeros. Le gusta aprender de otros actores y eso complementa mucho su trabajo. Pero sin su gran punto fuerte, que es la constancia y el empeño, nunca habría llegado a triunfar. Entre sus éxitos siempre destacará su papel de El Duque, junto a su compañera Amaia Salamanca como Cata. Los dos triunfaron en el rodaje de la serie Sin tetas no hay paraíso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here