Millie Bobby Brown ha vuelto a su actividad normal en las redes sociales aunque las dejó para desintoxicarse un poco de ese mundo social. La actriz de 14 años ha empezado muy joven en el mundo de la fama con un alcance a nivel mundial. Lo que ha hecho que crezca antes de tiempo. Esto ha desatado ya varías polémicas respecto a su edad y su estilo de vida.

Hace un par de días, Brown publicó en Instagram una foto con un vestido ceñido y tacones en la que invitaba a sus seguidores a ponerle ellos el pie de foto. Lógicamente recibió multitud de halagos pero también de algún que otro comentario negativo. Le pedían que actuarán según su edad y calificaban como “inadecuado” para su edad el look. La actriz de Stranger Things respondió mediante Instagram story. Invitó a que pasaran de su publicación sí no les gustaba y aunque la acabó borrando dio recibió mucho apoyo.

El debate sobre la sexualización de la joven actriz está en el aire. Icono de moda, maquillajes exagerados para 14 años, parejas con vida pública, aparecer en una lista de las actrices más sexys junto a mujeres adultas… Es más el apoyo que ese debate pero eso no quita que este ahí y que deba tenerse en cuenta para evitar que se acepte socialmente. Por desgracia, en esta era digital es muy fácil estar en el punto de mira, ya que con las redes sociales se expone información inmediata a los fans que interacciones con sus ídolos. Por eso cualquier cosa que Brown haga o diga se viralizará. Se debería proteger más a estos “niños prodigio” ya que no dejan de ser eso, niños, y se les está quitando ese derecho.

View this post on Instagram

write a caption

A post shared by mills 😋 (@milliebobbybrown) on