Nicole Kidman y Tom Cruise se conocieron durante su película Días de Trueno (Days of Thunder) en 1900. Una novata en Hollywood, Kidman, conoce a un importante actor en ascenso, Cruise, durante las actuaciones de una película. Son ya varias las entrevistas en la que se ha vuelto retomar este tema de su relación. Días de Trueno supuso un cambio increíble en la vida de ambos. En su primer encuentro comentó que “estaba con la boca abierta, así como ¡Ah!”.

Después de 10 años enamorados y siendo de las parejas más perfectas, en 2001 la cosa cambió. Con 25 años, con un marido y dos niños, Isabella, y Conan, Nicole Kidman prefería la vida en familia. En una entrevista aseguró que su matrimonio estar “protegida” de “posibles acosos sexuales”. Esta confesión disgustó por la idea de necesitar una figura masculina al lado para estar protegida, una idea poco feminista que quita poder a la mujer. Tras los titulares y comentarios al respecto reculó diciendo que esa idea de protección era por preferir la vida en familia a una vida más nocturnas. Es decir, la protegió su decisión y no la figura de Tom Cruise.

El motivo de la ruptura se achacó a que el actor estaba vinculado a la Cienciología e insistía en que sus hijos y esposa también. Ella no estaba dispuesta a serlo y no quería que influyese en las decisiones de sus hijos. Actualmente, Nicole Kidman no mantiene relación con sus hijos adoptados junto a Tom Cruise. Está en uno de los mejores momentos de su carrera y personales, casada con Keiht Urban. Cruise sigue con su carrera de películas de acción, sin embargo, está soltero.