Si preguntamos por un artista querido a nivel nacional, de la lista que nos surge una gran mayoría coincidimos en incluir a Paco León. Nos enamoró con su papel de Luisma en Aida y más tarde con su personalidad. Un hombre activo, creativo, cercano y natural pero, además, que invita a su público a pensar. El actor sevillano, que también es guionista y director, comunica lo que piensa aunque los que escuchan no vayan a entenderlo del todo. Lo ha hecho con sus películas pero también lo vemos en sus redes sociales.

Usa su voz y su notoriedad para dar un poco de polémica. Paco León tiene ya un nombre en la sociedad al que le asociamos ciertos valores, entre ellos el de la espontaneidad. Y tiene claro que no la va a perder para ser lo que todos esperan, es decir, ser políticamente correcto. Como él dice en una entrevista para El Periódico las redes sociales se usan para “encender a la gente”, aunque él prefiere usarlas para divertir con su descaro. En su opinión, es “un espacio en el que se puede odiar sin límites. Y lo que habría que hacer es calmarse un poco.”

Paco León no se esconde. No intenta cautivarnos con lo que se espera de él. Por el contrario, nos regala obras apoyando la diversidad social, una mente más abierta y menos juiciosa. Eso mismo nos transmite por redes sociales con imágenes y vídeos de esas obras o en la misma línea. Sin tapujos nos regala imágenes como estas.