La cantante catalana Rosalía está de gira por América. El tour comenzó con su participación en el festival Lollapalooza en San Isidro (Argentina), donde también asistieron otros artistas españoles como C. Tangana y Bad Gyal. También ha cantado en la edición chilena del festival. México es otro de los países en el que los fans de Rosalía han podido disfrutar con su música. Aunque no solo va a visitar países hispanohablantes, también recorrerá ciudades estadounidenses como Nueva York, Los Ángeles o San Francisco, incluido el famoso festival de Coachella donde cada año las celebrites más importantes del momento acuden a disfrutar de la música. La ciudad canadiense de Toronto será el lugar donde acabará la gira de Rosalía por América.

https://www.instagram.com/p/Bv4sFDYBnrp/

La Rosalía más reivindicativa

La actuación de Rosalía más mediática hasta el momento ha sido la de el Festival Ceremonia en México. La artista apareció con un pañuelo verde atado a la muñeca mientras cantaba “A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia”, una canción de su disco ‘El mar querer’. El pañuelo verde ha sido el símbolo de las manifestaciones a favor del aborto legal y gratuito que han tenido lugar en países de Sudamérica como Argentina. El gesto a favor del aborto libre fue comentado y muy aplaudido a través de las redes sociales, donde miles de fans agradecieron a Rosalía su reivindicación. La española lució el pañuelo en un concierto donde recibió el cariño de miles de seguidores. “¿Por qué tanto cariño? Si nosotros venimos de muy lejos”, preguntaba la cantante de Malamente entre sorprendida y contenta.

También Rosalía ha recibido críticas por actitud en México. Muchas personas creen que la cantante debería guardarse esas opiniones para sí, ya que el aborto es un debate que crea mucha polémica. El aborto se ha convertido en una de las discusiones del ámbito social más comentadas del continente. Desde mi punto de vista, Rosalía tiene el mismo derecho a opinar que cualquier otra persona. También creo que ha sido un gesto acertado, apoyando a las miles de mujeres víctimas de asesinatos machistas en el continente, además de las muchas que se mueren en salas donde se practica un aborto clandestino y peligroso.