Nuestra querida Sansa Stark ya nos ha cautivado en la serie Juego de Tronos, pero también en la vida real. Es conocida por ser una de las protagonistas del fenómeno de George R. R. Martin y por su relación con su actual pareja Joe Jonas. La última noticia que ha saltado de la actriz es el enfrentamiento público con Piers Morgan.

Piers Morgan resulta en la mayoría de los casos excesivamente crítico. Con comentarios y bromas de mal gusto hacia famosas por llevar poca ropa o tener sobrepeso. En este caso la disputa se ha disparado por bromas muy desagradables sobre las enfermedades mentales. Todo comenzó con un tuit de Beverley Callard al que el presentador dio la vuelta a su gusto. Dio a pensar que Callard opinaba que los celebrities quieren poner de moda las enfermedades mentales comparándolas con bolsos Gucci. A todo esto Sophie Turner no pudo evitar responderle que no están poniendo nada de moda, sino que tienen una plataforma que les da pa oportunidad de dar la visibilidad que necesita. Lo mejor es el final del tuit cuando le llama “imbécil”.

Logicamente, Piers Morgan no puedo evitar intentar quedar por encima y seguir creando polémica con la frase: “Sophie, por favor, no abuses. Es dañino para mi salud mental. Gracias”. Resulta muy patético que se le quite peso a estos temas de esta manera. Por su parte, Sophie Turner siempre ha mostrado especial compromiso con las enfermedades mentales, intentado dar ánimos por sus cuentas. Ese debería ser el uso principal de los que tienen el poder de llegar a la gente. Dar visibilidad y peso a temas que lo requieren, buscando concienciar desde el saber.