Wes Anderson es un director de cine estadounidense nacido en el año 69 y con una larga trayectoria tres de sí, el director ha filmado poco más de diez películas, pero en este caso algunas de esas películas han estado nominadas a premios Oscar, o Globos de oro entre otros muchos premios ganando a excepción de en los Oscar el premio pide mejor película y mejor guión original. Si por algo destacan las obras de West Anderson ademas de por su temática es por su uso inteligente y muy diferente del color, su paleta de colores es siempre pastel, así como sus encuadres simétricos y sus tiros de cámara siempre angulares.

I don't know if I've discussed this before in a post, but one of the things I appreciate most about Wes Anderson's films is their underlying darkness. Something that bothers me quite a lot is that when people discuss his films they generally talk about his whimsy and unique visual style, which are incredible aspects of his filmmaking. But what I think tends to be mistaken about his work is that just because something is whimsical doesn't make it solely so. I think a lot of the time casual film-goers get lost in the whimsy of his vision and fail to recognize the darkness of his subject matter and characters. What I adore about Anderson is his exploration of the self. Detrimental relationships, self-inflicted misery, social irresponsibility, self-involvement and delusion, mental illness, and suicide to name a few. And he explores these things in such a beautiful and perfect way, that it usually produces an unequivocal masterpiece of film. And that is what makes me not only like Wes's films, but love them dearly.

A post shared by ☆ Wes Anderson ☆ (@wessavedlatin) on

Pero el uso del color en sus películas va un poco mas allá y no es casualidad, Wes Anderson basa sus películas en la psicología del color que surge a partir del libro de 1999 La teoría de los colores, sus películas tienen un aura que incitan a quedarse a vivir dentro de ellas, el uso del color esta tan bien hecho que parecen cuentos o sueños. En “Gran Hotel Budapest” destaca el uso del color rosa y tonos violetas esto hace que el director lleve al publico entre lo real y lo imaginario, haciendo cuestionarse a uno mismo si lo que esta viendo es un escenario un entorno, cada capitulo de la película comienza con un cartel informativo el cual es de la paleta de colores sobre la que versará la película en esos minutos.

Por su parte Moonrise Kingdom es todo lo contrario en cuanto a paleta de colores se refiere, en este caso la película usa colores amarillentos y anaranjados que evocan a un recuerdo o algo del pasado, ya que la película trata de la infancia y de ese primer amor juvenil que se queda marcado pero el cual siempre fue imposible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here