Zoë Kravitz aprovecha sus entrevistas para mostrar su postura frente al racismo. La famosa hija de Lenny Kravitz y Lisa Bonet no duda en opinar abiertamente sobre lo que ocurre en Hollywood con la diversidad racial. Aunque su ocupación habitual tiene más que ver con la moda, la televisión y la música. Considera que es bueno usar la fama para decir lo que piensa y ayudar a cambiar las cosas en la meca del cine en relación a la gente de color.

En una entrevista realizada para Harper´s Bazaar ha declarado “Aún queda mucho por hacer. Creo que Internet ha sido muy útil para estos avances, permitiendo que estableciéramos un diálogo. Es una hermandad que nos ha dado poder”. Es una actriz con carácter y se la conoce en el mundillo por ello. No es de extrañar, ya sus padres se salían de cualquier molde convencional y siempre se mostraron como espíritus libres.

En sus aspiraciones de futuro se plantea dirigir, producir y escribir guiones. Sería todo un acierto ya que son puestos ocupados mayoritariamente por hombres y esto hace que la visión de la mujer sea menos diversa de lo que es en la realidad. La chica apunta maneras y no se corta cuando afirma “Deberíamos comenzar a abrir nuestras mentes acerca de lo que parece se una persona que vive en estos tiempos”