julio 7, 2022

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Punta del Este, Uruguay, es una de las ciudades más hermosas de América del Sur. Su población judía se duplicó durante la pandemia.

5 min read

Punta del Este, Uruguay (JTA) – La exclusiva ciudad costera uruguaya de Punta del Este cumple muchos requisitos para la argentina de 18 años Sofia Grosz: hermosas playas, una vibrante vida nocturna y el centro de muchos de sus muchos amigos judíos de la escuela de Buenos Aires.

«Venir aquí es casi una tradición en nuestra familia», dijo Gross, quien es del famoso centro deportivo y comunitario Hacoaj en su país de origen y se graduó de una escuela secundaria judía el año pasado.

ella no esta sola – Punta del Este siempre ha sido un refugio para decenas de miles de judíosmuchos de ellos argentinos, cada verano (que terminó recientemente en el hemisferio sur).

Además de sus grandes atracciones de playa (personas como Mark Zuckerberg, Ralph Lauren y Shakira vacacionaron aquí), el ambiente relajado, la belleza natural y la baja tasa de criminalidad de la ciudad han sido un punto de venta para los judíos latinoamericanos durante décadas. Los desarrolladores judíos, cuya presencia se remonta al empresario argentino Mauricio Littmann, quien fundó el Cantegrill Country Club en 1950, también tuvieron una gran participación en el crecimiento físico de la ciudad. Cantegrill sigue en pie, lleno de judíos jugando al golf o a las cartas, y ahora hay cosas como un festival de cine judío y una pizzería kosher local, inaugurada en 2012 por Levi Shemtov, sobrino de un conocido rabino en Washington, DC. del mismo nombre.

Pero para muchas familias judías, la ciudad, a unas dos horas al este de la capital, Montevideo, está pasando de vacaciones de verano a un hogar durante todo el año: su población judía permanente se ha duplicado de alrededor de 300 familias a 600 desde el comienzo de la pandemia de COVID-19. en 2020.

Punta del Este se encuentra en la costa sur de Uruguay. (Decobrazi/imágenes falsas)

Fabián Shamis, director ejecutivo de Comunidad Israelita de Punta del Este, o CIPEMU, una organización de la comunidad judía que fue creada en 2005 y ahora cuenta con más de 1.500 miembros durante todo el año en el que participan, dijo que la tendencia no se va a detener en ningún momento. pronto. Sus programas culturales y las noches de «Sábado en la Playa». La afluencia de judíos durante el verano se estima en alrededor de 40.000.

READ  Miles protestan por los altos precios en toda España

La mayoría de los nuevos residentes permanentes son de Argentina, donde ha golpeado la pandemia, y donde una combinación de aumento de la inflación, devaluación de la moneda nacional y altas tasas impositivas han contribuido al estancamiento en los últimos años.

“Desde 2020 estamos recibiendo una gran afluencia de personas, casi el 100% de Argentina”, dijo Shamis a la Agencia Judía de Telégrafos. Estamos hablando de residentes, no de turistas. La pandemia también ha acelerado el descontento entre los argentinos por motivos políticos y económicos, inseguridad y otros motivos. [in their own country]Y optaron por mudarse aquí a Punta del Este, donde tenemos un oasis en todos estos aspectos”.

Restaurante kosher de Brooklyn.

El primer restaurante completamente kosher de la ciudad se llama Brooklyn. (Juan Melamed)

Los judíos locales dicen que la mayor variedad de escuelas se ha sumado al atractivo. No hay una escuela judía diaria, pero los estudiantes judíos están cambiando la composición del resto de las escuelas de la ciudad, como el Colegio Internacional (IC) Punta del Este -que abrió en 2018 y es propiedad de Rolando Rosenblum, actual miembro del directorio de CIPEMU y ex-presidente.

La Escuela Internacional K-12 tuvo más de 600 estudiantes este año de 28 países, incluido Estados Unidos. Rosenblum dice que alrededor del 10% de los estudiantes son judíos. CIPEMU dice que realizará un estudio demográfico este año para obtener cifras más precisas de la comunidad judía.

Sábado.

CIPEMU realiza eventos los sábados en la playa. (CIPEMU)

Rosenblum, empresario y líder comunitario, también participa en otra empresa nacional destacable: la primera Trump Tower de América del Sur, que después Casi una década de contratiempos Está previsto que abra en agosto. Rozenblum compró un apartamento en la torre y está ayudando a sus desarrolladores locales (la Organización Trump solo obtuvo la licencia de uso de su nombre y no está involucrada en la logística del proyecto) a prepararse para su apertura.

READ  Por producto, por industria y región: análisis global del tamaño del mercado, participación, tendencias para el período 2019-2021 y pronóstico para 2031

La torre alberga 160 apartamentos que cuestan alrededor de $ 5,000 por metro cuadrado e incluye una cancha de tenis cubierta diseñada por el jugador argentino-judío Martin Gaet, un ex top 10 profesional. Alrededor del 60% de los compradores son argentinos, y el resto son de Uruguay, Brasil, Europa y Estados Unidos.

“El nombre Trump sigue siendo una importante marca global de bienes raíces”, dijo Rosenblum. «Necesitamos que los desarrolladores comiencen a construir este tipo de edificio de alto nivel que también está diseñado para el invierno, y no solo se centren en las comodidades para el verano. Ese es el siguiente paso».

Los argentinos acuden en masa a Uruguay desde hace años, cuyo presidente, el centroderechista Luis Lacalle Poe, en el poder desde marzo de 2020, lidera un gobierno más libre y pro mercado. Uruguay ofreció a los nuevos residentes una «licencia fiscal» de 10 años, Y algunos turistas simplemente decidieron no irse cuando COVID los encerró por primera vez en el lugar.

Torre Trump Punta del Este.

Una vista del primer edificio llamado Trump en Sudamérica, en Punta del Este. (Cortesía de Trump Tower Punta del Este)

“Este movimiento es razonable y sigue las tendencias de inmigración e inversión hacia Uruguay, el país en el que vemos con muy buenos ojos que los judíos deben instalarse”, dijo a JTA Ariel Stuffenmacher, decano del seminario rabínico latinoamericano, en diciembre de 2020. Al anunciar la expansión de la institución en Uruguay.

Punta del Este ahora tiene tres sinagogas, dos de las cuales son ortodoxas sefardíes y una afiliada al movimiento jasídico Chabad-Lubavitch. Como ejemplo de cómo la ciudad reúne a una mezcla de judíos argentinos, brasileños y uruguayos, la destacada familia de banqueros brasileños Safra ayudó a construir un templo aquí, al que asisten principalmente los argentinos durante el verano.

READ  España empató en el último empate portugués | Expreso diario en línea

“Ahora puedo decir con orgullo que si vienes de una gran ciudad judía como Buenos Aires a esta pequeña ciudad costera, puedes mantener encendida tu llama judía”, dijo Rosenblum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.