octubre 21, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Respuesta humoral y celular a las vacunas COVID-19 en pacientes con EII

4 min read

Investigadores de todo el mundo han planteado la hipótesis de que el desarrollo de vacunas contra el SARS-CoV-2 podría ayudar a reducir la transmisión y ayudar a reducir la tasa de mortalidad. Las vacunas desarrolladas contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) tuvieron que someterse a varios ensayos clínicos antes de que se consideraran seguras para el uso humano. Pacientes de diferentes grupos de edad participaron en estos ensayos clínicos para determinar si la administración de las vacunas resultó en algún efecto secundario significativo. Los estudios han encontrado que los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) que usan terapias biológicas o inmunomoduladoras (IMM) han sido excluidos de los ensayos de la vacuna COVID-19.

Stady: Respuesta inmune temprana a la vacuna de ARNm de COVID-19 en pacientes que reciben biofármacos y / o inmunomoduladores.. Haber de imagen: SciePro / Shutterstock

Las enfermedades inflamatorias del intestino incluyen la colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn (EC), que a menudo se caracterizan por una inflamación intestinal crónica que daña el sistema inmunológico. La EII a veces se trata con la ayuda de agentes inmunomoduladores que pueden reducir la respuesta a las vacunas. Un ejemplo es Infliximab, que se usa para suprimir las células T CD4 + y CD8 + en pacientes con CU. Un estudio mostró que Infliximab se asoció con una respuesta serológica atenuada al SARS-CoV-2 en comparación con vedolizumab, un agente intestinal específico.

Nuevo estudio publicado en servidor de preimpresión medRxiv* Está destinado a evaluar la respuesta humoral y celular a la vacuna COVID-19 en pacientes con EII que están en terapia biológica o inmunomoduladora.

Una versión preimpresa del estudio está disponible en el servidor medRxiv * mientras que el artículo está sujeto a revisión por pares.

READ  COVID-19: manifestantes de Australia y enfrentamiento policial

estudiando

El estudio incluyó a pacientes de entre 21 y 65 años con EII que habían recibido biológicos o inmunoterapias y también planeaban recibir una vacuna COVID-19. Se incluyeron 19 pacientes, 17 de los cuales tenían EC y 2 CU. Recibieron dos dosis de la vacuna BNT162b2 mRNA Pfizer-BioNTech. También se confirmó que 18 pacientes recibían monoterapia biológica y solo uno tomaba azatioprina.

El estudio llevó a cabo citometría de flujo para examinar la inmunidad celular al inicio y dos semanas después de recibir cada dosis de la vacuna. La inmunidad humoral se examinó usando ELISA al inicio del estudio, dos semanas después de recibir cada dosis de vacuna, y seis y doce meses después de que se completó la vacunación. A continuación, se compararon los resultados de la inmunidad celular y humoral con los de individuos sanos.

Los resultados indicaron que el anticuerpo IgG total aumentó 21,13 veces después de la administración de la primera dosis y 90 veces después de la segunda dosis de vacuna. Los anticuerpos neutralizantes aumentaron 11,92 veces después de la primera dosis de vacuna y 53,79 veces después de la segunda.

Los resultados también indican que el porcentaje de anticuerpos neutralizantes y de anticuerpos IgG totales fue menor en los pacientes que participaron en el estudio que en los individuos sanos después de la primera dosis de la vacuna. Después de la segunda dosis de la vacuna, se observó que aunque aumentaron los anticuerpos IgG totales, aún eran más bajos en los pacientes que en los individuos sanos. No se observó una diferencia significativa en el porcentaje de anticuerpos neutralizantes entre los dos grupos después de la segunda dosis.

READ  Realice un recorrido en 3D por Marte y realice un seguimiento de la sonda avanzada de la NASA

Por tanto, se puede concluir que la respuesta a la capacidad equivalente de la vacuna en los pacientes fue similar a la de los individuos sanos, pero se observó una diferencia en el anticuerpo IgG total.

Aunque el estudio es eficaz para determinar la eficacia de la vacuna en estos pacientes, tiene algunas limitaciones. Los dos principales inconvenientes del estudio son el pequeño tamaño de la población y el corto período de seguimiento.

*Nota IMPORTANTE

medRxiv publica informes científicos preliminares que no están sujetos a revisión por pares y, por lo tanto, no deben considerarse concluyentes, guiar la práctica clínica / comportamiento relacionado con la salud o tratarse como información establecida.

Referencia de la revista:

  • Rodríguez-Martinó, E. et al. (2021) “Respuesta inmune temprana a la vacuna de ARNm de COVID-19 en pacientes que reciben biofármacos y / o inmunomoduladores”. medRxiv. dui: 10.1101 / 2021.09.11.21263211.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *