enero 22, 2022

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Turismo en España: El sector turístico en España se ve nuevamente afectado, la sexta ola de la pandemia del virus Corona provoca cancelaciones de hoteles | Economía y Negocios

7 min read

Los sectores de la hostelería y el ocio en España se están recuperando de sus peores pesadillas. La pandemia de coronavirus ha afectado al poderoso sector turístico del país, que era responsable del 12,4% del PIB antes de que estallara la crisis de salud. Pero desde el verano, el sector ha recuperado cierto optimismo. Entonces llegó la variante omicron, provocando una explosión de casos sin precedentes en España, volviendo todo al revés.

Cancelaciones, ralentización de las reservas y una serie de nuevas restricciones anunciadas por España y otros países están poniendo en alerta al sector turístico. “Ha habido un cambio de rumbo preocupante”, explica José Luis Zorda, vicepresidente de la Asociación de Turismo Exeltor. “En octubre estábamos muy optimistas porque empezábamos a ver la luz al final del túnel, y después de seis semanas, aquí estamos de nuevo, sumidos en el pantano y esperando a ver cuánto dura esta situación”.

“Hay personas que cancelaron temprano y otras que cancelaron en el último minuto, pero sea cual sea el caso, hay muchas cancelaciones en este momento”, dice Ramon Estalila, secretario general de la Asociación de Hoteles de Saihat. Agrega que hubo una serie de factores que llevaron a estos cambios en los planes: miedo al contagio, restricciones a las actividades que califica de “medievales”, y reglas que podrían, día a día, cambiar los requisitos de ingreso al país y así complicar la llegada de turistas extranjeros.

Dado que la situación aún se está desarrollando, Exceltur y Cehat consideran que es demasiado pronto para poner cifras sobre la situación en España. Pero las estimaciones de algunas asociaciones ayudan a pintar una imagen. “Sólo el 50% de los turistas mantienen sus planes de viaje”, dijo este martes la Asociación Hotelera de Valencia Hosbec. El organismo calcula que la ocupación media durante la semana de Año Nuevo será de aproximadamente el 50% del total del hogar. Canarias parece aguantar mejor, con una ocupación de alrededor del 75%. Pero en contexto, este número es preocupante dado que ahora es la temporada alta en el archipiélago. Solo las estaciones de esquí parecen estar evitando los problemas causados ​​por la epidemia. Es un rompecabezas tan diverso como el propio sector turístico de España.

READ  Cómo embarcarse en una aventura en el extranjero sin salir del país

Islas Canarias

Vista aérea de la playa de Maspalomas (Gran Canaria).

Si bien el nivel actual de ocupación hotelera es del 75%, se espera que este nivel disminuya en enero y febrero, según las previsiones. “Casi no recibimos reservas”, explica José María Manyarica, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas. “Han estado congelados durante un mes, pero eso se debe a las restricciones en Europa y no a que tengamos problemas aquí”, explica.

“La situación es muy ambigua”, añade David Morales, presidente de la Organización de Turismo Skal en Gran Canaria. “Las ventas se han detenido y no hay actividad ni de los tour operadores ni de las agencias de viajes”.

Islas Baleares

Aviones en el Aeropuerto Ibn San Juan de Mallorca.
Aviones en el Aeropuerto Ibn San Juan de Mallorca.Picture Alliance (dpa / picture alliance a través de Getty I)

La región ha experimentado una ralentización de las reservas durante los próximos meses, con el mercado “completamente arraigado”, según la Asociación de Cadenas Hoteleras de las Illes Balears. El presidente de esta asociación, Gabriel Lopera, confirma que en diciembre se produjo una ralentización de las ventas para el verano, así como un puñado de cancelaciones de última hora por Navidad y Fin de Año. “Las reservas para la temporada alta son actualmente un 40% más bajas que las observadas en 2019”, explica.

Fuentes de los turoperadores europeos describen la situación actual como complicada, aunque creen que será un episodio “a corto plazo”. “A partir de la semana que viene, comenzarán las reservas de verano y algunas personas pueden esperar, pero las reservas se mantendrán para la primavera en adelante”, añaden.

Buen tiempo

Fiesteros de las festivas playas de Malva-rosa, en Valencia, el domingo.
Fiesteros de las festivas playas de Malva-rosa, en Valencia, el domingo.Kay Forsterling (EFE)

Otros deportes turísticos que atraen a turistas extranjeros, como la Costa Blanca y la Costa del Sol, también están sufriendo la situación actual. Tony Mayor, presidente de Hosbec, lamenta el giro de los acontecimientos provocado por el omicron. “En octubre, las perspectivas para Navidad eran bastante buenas, y ahora somos un 30 o 35% menos de lo que podríamos haber hecho”, explica. Según Fatah, la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos, la ocupación entre el 23 de diciembre y el 2 de enero no llegará al 56%, frente al 78% en el mismo período de 2019.

Una inesperada ola de calor, que ve temperaturas por encima de los 20 grados centígrados en Valencia, generó esperanzas de una cierta recuperación antes de finales de 2021. “Las segundas residencias, lo que significa que la gente vendrá aquí a pasar unos días, y en el El acabado ayuda al negocio de los restaurantes y puede ver que hay más ambiente “.

Pero la perspectiva es que enero será una lucha cuesta arriba. Y el dueño del hotel augura que “cuando acaben las vacaciones, que coincidirán con el pico de contagios, tendremos seis semanas muy complicadas hasta finales de febrero”.

Ciudades estancadas

La Rambla de Barcelona, ​​en Nochebuena tras la entrada en vigor del toque de queda por el virus Corona.
La Rambla de Barcelona, ​​en Nochebuena tras la entrada en vigor del toque de queda por el virus Corona.
Kaik Rincon (Prensa europea)

Los hoteles urbanos también cuentan con la llegada de marzo para algún alivio. La cadena Soho Boutique Hotels, que opera 27 establecimientos en España, ha visto a los clientes cancelar el 35% de las reservas de diciembre en los últimos 15 días. El temor a un mayor número de contagios ha provocado una caída de la ocupación hasta el 65% en casi todos los hoteles del grupo, frente al 82% de diciembre de 2019. “Ojalá la ocupación aumente a finales de enero y ese marzo se normalice . ”. Explica Isabel Ponce, directora de comunicación del grupo.

Las expectativas de los hoteleros barceloneses para el nuevo año con un 80% de ocupación también se han desvanecido. El aumento de contagios y restricciones, especialmente el toque de queda y el cierre del sector de ocio nocturno de Cataluña, ha mantenido el flujo de cancelaciones en curso, con un 10-20% de las reservas canceladas.

Lo mismo se ha observado en los apartamentos turísticos cerrando el año con un 60% de ocupación frente al 80% esperado. Según los cálculos de la asociación de apartamentos turísticos de Barcelona, ​​Apartor, las pérdidas en cancelaciones de última hora ascienden a 2,8 millones de euros. En el caso de los hoteles, el sector prevé que la tasa de ocupación en Navidad de este año no supere el 40% en las instalaciones actualmente abiertas: 320 del total de 440 en la capital.

Turismo rural

Alojamiento rural en La Heruela (Madrid).
Alojamiento rural en La Heruela (Madrid).

La última semana del año suele ser la temporada alta para las pensiones y las propiedades en el campo suelen estar completamente llenas. Pero según Silvia Manzanera, portavoz de la organización Autural, que cuenta con 4.000 miembros del sector en toda España, se espera que la ocupación esté entre el 70-80% esta semana. “Hemos visto el mayor número de cancelaciones de hogares grupales”, explica. El miedo a la infección entre las personas que no suelen vivir juntas complica estos planes.

Sin embargo, Manzanera apunta que la vivienda rural sigue “en gran demanda, porque este es el turismo en microambientes que ha hecho un gran esfuerzo para adaptarse a la normativa Covid”.

paraíso nevado

Esquiadores en Sierra Nevada (Granada), el día de Navidad.
Esquiadores en Sierra Nevada (Granada), el día de Navidad.Miguel Ángel Molina (EFE)

Todo este misterio no afecta, de momento, a las estaciones de esquí de España. Los propietarios de hoteles y complejos turísticos de todo el país esperan ansiosamente las vacaciones de Navidad para compensar la desastrosa temporada del año pasado. Ramon Potter, responsable de comunicaciones de la estación de esquí de Masella en Girona, se mostró satisfecho con la cantidad de esquiadores que visitaron la zona e informó que la ocupación es casi del 100% en la zona. “La gente está muy interesada en patinar porque no ha podido hacerlo normalmente durante dos años”, explica.

Las empresas del sector en Andalucía tampoco están preocupadas. Santiago Sevilla, responsable de Comunicaciones de Citorsa Sierra Nevada, explica que la tasa de ocupación llega al 80%. “Ha habido bastantes cancelaciones, pero nuevos clientes están tomando estas medidas, lo que significa que el promedio ha estado equilibrado durante varios días”, agrega. Luis Núñez, presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos de Asturias, también respira aliviado. “Hasta ahora, de todas las reservas que tenemos, muy pocas han sido canceladas”, dice.

Creditos

Información adicional de Matteo Allevi (Madrid), Lucia Bohorquez (Palma), Blanca Sea (Barcelona), Margot Molina (Sevilla), Cristina Vazquez (Valencia) y Guillermo Vega (Las Palmas de Gran Canaria). Versión inglesa por Simon Hunter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *