Search for:
  • Home/
  • entertainment/
  • Cómo el COVID-19 ha estrangulado a la industria del entretenimiento en México
Cómo el COVID-19 ha estrangulado a la industria del entretenimiento en México

Cómo el COVID-19 ha estrangulado a la industria del entretenimiento en México

México se convirtió en un centro en crecimiento para importantes producciones teatrales y cinematográficas, manteniendo al mismo tiempo una estrecha relación con Estados Unidos. Pero la pandemia está poniendo en peligro el presente y el futuro de estas industrias del entretenimiento y los ingresos de millones de personas que dependen de ellas.

El show debe continuar

Antes de la pandemia, la industria teatral de México crecía de manera constante, convirtiéndose en el Broadway de América Latina y en un centro para muchos espectáculos estadounidenses. Pero ahora, la industria y sus trabajadores están atrapados en una crisis que puede durar para siempre.

◉ ◉ ◉

México tiene una tradición teatral milenaria. Recientemente, una ola de producciones lo cambió y le creó un nuevo boom, hasta que comenzó la pandemia de coronavirus.

“La verdadera epidemia está por comenzar para quienes trabajan en el entretenimiento en vivo”, dijo Guillermo Fechers, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Productores de Teatro.

Antes de la pandemia, la industria teatral de México crecía de manera constante, convirtiéndose en el Broadway de América Latina y en un centro para muchos espectáculos estadounidenses.

Pero ahora, la industria y sus trabajadores están atrapados en una crisis que puede durar para siempre.

Uno de los musicales más importantes de Broadway fue interpretado por famosos cantantes y actores mexicanos: “Jesucristo Superstar” – o “ Jesocristo Superstrella” en español.

Fue una de las obras de teatro más exitosas en México, hasta que llegó la pandemia.

“Se ha convertido en una verdadera pesadilla, porque nuestras prioridades no nos incluyen a nosotros”. dijo Wiechers, quien también coproduce “Jesucristo Superestrella”, entre otras obras de teatro y musicales populares.

“No hemos vendido veinte millones de localidades; 10.000 familias dependen directamente de lo que ganan con el teatro”, dijo Witchers, señalando que el negocio no se trata sólo de magia, sino que también es una fuente de ingresos para muchos, incluidos aquellos que ganan propinas. , como los acomodadores.

Según el productor, la industria teatral mexicana ha perdido alrededor de mil millones de dólares desde que las salas cerraron a principios de marzo, incluso antes del cierre oficial.

Witchers dijo que el gobierno no proporcionó ningún alivio. Ni siquiera recortes de impuestos. En cambio, las autoridades “propusieron” producir obras con tres o menos actores y utilizar anfiteatros abiertos y máscaras, como hacían los griegos en el pasado.

“No quiero ofender a nadie, pero estas acciones no son nada sensibles”, dijo el productor.

Wichers dice que el gobierno también ha propuesto la transmisión de vídeo a través de Internet, pero afirma que ese modelo no funciona para el teatro, ya que implica demasiados gastos, incluidas regalías de compañías internacionales.

“Por ejemplo, intentamos comunicarnos con los escritores de ‘Jesucristo Superstar’ para pedirles permiso para transmitir nuestro programa. Su respuesta fue: Por supuesto que no”, dijo Witchers.

La industria sobrevivió a la crisis H1N1, pero el nuevo coronavirus les trajo los momentos más difíciles de sus vidas, dijo Wichers.

READ  Propuestas de la Junta Nominadora de Accionistas sobre la composición y remuneración de la Junta Directiva de Rovio Entertainment Corporation

“No sabemos, al menos en México, quién sobrevivirá y quién no”, afirmó.

Organización del proyecto de ley.

Sergio Mayer es uno de los políticos que intenta encontrar una solución. Es miembro del Congreso y dirige el Comité de Cultura y Cine.

Antes de eso, Mayer fue productor (trayendo a México a artistas como Bob Dylan), actor de telenovelas, y se hizo famoso en los años 80 cantando en la banda Bubblegum Garibaldi. Mayer dice que esta experiencia lo ha hecho más sensible a la magnitud del problema actual.

“La pandemia está afectando a las industrias culturales y con ella al turismo”, afirmó Mayer.

Muchos viajeros visitan lugares como la Ciudad de México, una de las ciudades con más teatros del mundo, sólo para ver actuaciones en vivo.

“Estoy impulsando un proyecto de ley para ayudar a las industrias creativas, incluidos los artesanos”, dijo Mayer.

Dice que las industrias creativas representan 31 mil millones de dólares anuales; 3.5% del PIB de México.

“Debemos trabajar juntos para salvar la economía y la cultura de nuestro país”. — Sergio Mayer, Comité de Cultura y Cine

“El proyecto de ley permitiría que los fondos obtenidos de las subastas de obras de arte confiscadas se utilicen para ayudar a revitalizar la cultura y las artes”, dijo Mayer.

Pero Meyer dice que también es un momento para ser flexible. Dice que los actores no deberían ganar mucho dinero y que la producción debería ser de bajo coste.

“Debemos trabajar juntos para salvar la economía y la cultura de nuestro país”, dijo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (a cuyo partido pertenece Mayer) ha pedido medidas de austeridad, proporcionando apoyo limitado a grupos específicos, al tiempo que ha pedido a los empleadores que sigan pagando a sus trabajadores.

Sufrimiento y optimismo

Adriana Petit es Directora Artística de uno de los complejos teatrales más grandes de la Ciudad de México y pionera de las grandes producciones de Broadway en México.

“Mi nombre completo es Adriana Gardner Betty porque mi padre amaba a Ava Gardner y Betty, bueno, ¡él es Betty!”

“No es mi casa famosa”, bromeó.

Recordó que el boom de los musicales en México comenzó en la década de 1990, con obras como “La Bella y la Bestia” y “El Fantasma de la Ópera”, y creció cada año, hasta que llegó el COVID-19.

“Sufrimos mucho, porque no es que si no trabajo en teatro, voy a trabajar en otra cosa”, dijo Beatty.

Betty dice que un técnico de teatro que conoce creó prototipos de ventiladores y trató de presentarlos al gobierno para adaptarlos a la crisis actual. Para ella, este es un modelo a seguir.

“Tenemos que ser optimistas, porque si no lo somos, nos hundiremos”, dijo Beatty.

La técnica dijo que conoce personas que viven de sus ahorros y ha escuchado malas noticias sobre colegas que han muerto a causa del coronavirus.

READ  HYBE apunta al mercado latinoamericano con nueva unidad con sede en México

“Nos han notificado las muertes de personas que trabajaron con nosotros y apesta. Esto es difícil”, dijo Beatty.

Pero dice que la industria se fortalecerá si se unen e innovan, como lo hizo con el reciente éxito de la obra de teatro infantil “Paw Patrol” en el estacionamiento.

“¡El espectáculo debe continuar, el espectáculo continuará!” dijo Betty.

Para ella, esta crisis, como muchas otras del pasado, también pasará.

◉ ◉ ◉

Luces, cámara, ¿encender?

México y Arizona tienen una larga historia y estrechos vínculos con Hollywood. Mientras la industria del streaming y la nueva ola cinematográfica trajeron el crecimiento de esta industria a México, la pandemia pone en riesgo su expansión.

Esta es una historia sobre aquellos que hacen historias.

México se ha convertido en un centro de producción de series de televisión y cine, manteniendo estrechos vínculos con Hollywood.

La transmisión de video y una nueva ola de cine han traído el crecimiento de la industria a México, pero la pandemia está poniendo en riesgo su expansión.

“México es hoy el décimo productor cinematográfico del mundo”, afirmó Tabata Villar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica de México (CANACINE).

Este año hicimos 200 películas; “Lo interesante es que la mitad de estas películas fueron producidas con fondos públicos y la otra mitad con fondos privados”, afirmó Villar.

México no sólo se encuentra entre los mayores productores de equipos audiovisuales, sino que también es el cuarto mercado de salas de cine en el mundo, afirmó.

“Es China, India, Estados Unidos y luego México”, dijo Villar.

Más empresas están produciendo en México, mientras que muchos estudios estadounidenses filman aquí cada año, incluida la creciente presencia de servicios de streaming como Amazon o Netflix, dijo Villar.

Pero Villar dice que el gobierno todavía restringe el número de personas que trabajan en la producción. Las políticas de austeridad de la actual administración amenazan con reducir algunos de los incentivos financieros y fondos públicos asignados a la industria cinematográfica.

“Está muy claro que el gobierno no está implementando ninguna política ni nada para ayudar a combatir la pandemia”, dijo Villar.

El gerente de CANACINE dice que han establecido protocolos de higiene y salubridad mientras organizan la producción. Sólo los creadores de anuncios de compra pueden filmar bajo estas restricciones, ya que el número de equipos está estrictamente limitado.

Club de innovación

Mónica Vargas es socia y productora de Traziende Films, una de las productoras de cine y series más grandes actualmente en México – incluyendo una de las series más populares de Latinoamérica: Club de CervosO “El Club de los Cuervos”.

“Ahora estamos desarrollando una serie para Netflix, una serie para Amazon y una serie para Turner”, dijo Vargas.

Su empresa es uno de los primeros socios de Netflix en América Latina para contenido en español. Además, planean estrenar su primera película de terror, “Sin Origin”, a finales de septiembre.

READ  Crítica: Frida. El documental Viva la Vida abre el apetito por la galería de Young

Pero la pandemia se interpone en su camino. La mayoría de los cines permanecen cerrados o tienen capacidad limitada y las fechas de apertura pueden cambiar.

“Pero lo importante en estos momentos es reabrirlo y brindar seguridad al público”, afirmó el productor.

Vargas dice que la pandemia no los ha obligado a detener o cancelar el rodaje, porque sus proyectos actuales se encuentran en sus primeras etapas y son fáciles de manejar de forma remota.

“Pero muchos proyectos y mucha gente tuvieron que parar y se enfrentan a un gran problema: detener la producción a la mitad es una situación muy complicada, con muchos costos”, dijo Vargas.

Pero la crisis les hace reinventar sus contenidos.

“Así que ahora estamos intentando escribir guiones con menos actores o menos localizaciones”, dijo.

Traziende Films forma parte de Sifonóforo, un fondo creado por productoras y talentos cinematográficos mexicanos como los directores de los Oscar Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu.

Este fondo recauda donaciones para distribuirlas entre los trabajadores de la industria que están sufriendo debido a la pandemia.

“Pase lo que pase, México seguirá teniendo una de las industrias cinematográficas más importantes y profesionales del mundo”, dijo Vargas.

De vuelta al camino

“Estaba trabajando en un programa de televisión para Amazon y tuvimos que detenerlo”, dijo Mónica Rubio, una experimentada coordinadora de producción independiente.

La experiencia de Rubio incluye trabajar con varias compañías estadounidenses en México en películas como “Bad Boys for Life”, la serie “Narcos” y “007 Spectre”.

“Nos estábamos preparando, estábamos leyendo. No tienes idea de cuántos protocolos leí. Así que estábamos preparados para disparar, pero el gobierno dijo: De ninguna manera”, dijo Rodio.

Dijo que espera que los cineastas estadounidenses sigan viniendo a México. Ella dice que les gusta México porque el clima es bueno, el entorno, las instalaciones y la mano de obra, todo por mucho menos dinero que en el norte.

“¡Y trabajamos muchas horas!” Dijo Rubio.

Pero la coordinadora dijo que estaba decepcionada con el gobierno actual. Fue el sector privado, no el Estado, el que ayudó a personas como ella que de repente quedaron desempleadas.

“Amazon nos dio dinero. ¿Qué tenemos del gobierno? Nada”, dijo.

Pero Rubio dice que la pandemia se ha convertido en una oportunidad para hacer las cosas de manera diferente, como disparar de forma remota.

“Esto es muy extraño. El director está en su casa y usa su teléfono celular conectado a la producción”, dijo Rubio.

El coordinador dice que los mexicanos están acostumbrados a innovar, a hacer más con menos y a desempeñar roles diferentes. La pandemia no los detendrá.

“Tenemos muchas ideas para volver a la carretera… y lo haremos”, dijo.

Rubio dice que la fuga de cerebros en la industria puede continuar porque el gobierno no hace nada, pero los mexicanos siempre regresarán para ayudar.

Más historias de KJZZ

"Food ninja. Freelance fanático de la cultura pop. Wannabe zombie maven. Aficionado a Twitter".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required