septiembre 20, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Independientemente de las divisiones, los grupos étnicos de Myanmar están unidos contra el golpe

5 min read

Yangon: entre los cientos de miles que han tomado las calles de Myanmar en los últimos días, ha habido miembros de las muchas religiones de este país del sudeste asiático, la mayoría budistas, así como cristianos, musulmanes, hindúes y decenas de etnias distintas. grupos.

Las principales organizaciones étnicas armadas, cuyos ejércitos rebeldes controlan grandes extensiones del país, también apoyaron el creciente movimiento de desobediencia civil e indicaron que no tolerarían la represión de los manifestantes por parte de los líderes militares que tomaron el poder en el golpe del 1 de febrero.

“Lo que está sucediendo ahora no está relacionado con la política de partidos”, dijo Ki Jong, un joven líder de las tribus Naga, un grupo de tribus en la remota frontera india. El Partido Naga, el partido político más grande de la región, emitió un comunicado condenando el golpe.

Fue una lucha por el orden, dijo Ki Jong a Reuters por teléfono. “No podemos negociar con el ejército, porque nos dejará una mancha negra en nuestra historia”.

Leer: Manifestantes antigolpistas en Myanmar se reúnen en la embajada china

Leer: General de Myanmar advierte a los manifestantes antigolpistas que regresen al trabajo

Estallaron protestas en todo el país de 53 millones de personas, desde las costas sureste del mar de Andamán hasta las llanuras centrales repletas de templos y la frontera montañosa del norte, exigiendo que el ejército que derrocó y arrestó a la líder civil Aung San Suu Kyi y su gobierno se rindiera al poder. . Y la liberación de detenidos.

READ  Mi mamá termina en topless después de colgar su camisa en el tobogán de los niños

El jueves, miles de personas protestaron en barcos de pesca tradicionales en el lago Inle, estado de Shan, mientras que miles de residentes de Karen, que constituyen la mayoría cristiana, celebraron su Día Nacional en la ciudad principal de Yangon y en otros lugares con protestas masivas contra el golpe.

Divisiones étnicas

La diversa identidad de los manifestantes, que caminaron bajo la lluvia torrencial y el calor abrasador, vistiendo capuchas y pantuflas, Spiderman y atuendos tradicionales, mostraron una unidad poco común en un país a menudo dividido por motivos étnicos.

Para protestar por el golpe militar en Lake Inley

Los manifestantes sostienen pancartas durante una manifestación antigolpista y exigen la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi, en el lago Enly, Myanmar, el 11 de febrero de 2021, en esta foto obtenida por Reuters. (Foto: Reuters)

Myanmar ha estado en guerra dentro de sus fronteras durante décadas, con las fuerzas gubernamentales que luchan contra grupos étnicos armados que buscan una mayor autonomía.

Las minorías a menudo tenían profundas quejas contra el estado dominado por la mayoría étnica budista Bambar, que dicen que los ha marginado y perseguido.

Muchos sintieron que el gobierno de Aung San Suu Kyi, que llegó al poder en las elecciones de 2015 con una abrumadora mayoría y que puso fin a casi medio siglo de gobierno militar, no había cumplido su importante promesa de campaña de llevar la paz a las zonas fronterizas fracturadas.

Leer: La ayuda de Aung San Suu Kyi en medio de una nueva ola de arrestos en Myanmar cuando Biden acepta las sanciones

Pero el ejército que tomó el poder está acusado de los crímenes más graves contra las minorías étnicas, incluido el asesinato masivo y la violación durante la expulsión de más de 730.000 musulmanes rohingya de Rakhine en 2017. El ejército ha sido acusado de genocidio en un caso presentado en La Haya. , que es lo que ella niega.

El nuevo gobierno militar intentó apelar a los líderes étnicos y otorgar puestos clave a destacados políticos étnicos. En su primer discurso público, el líder del golpe, general Min Aung Hlaing, dijo que el objetivo del nuevo gobierno militar es la “paz eterna”.

Poner fin a la dictadura

Phado Man Nyein Maung, un exlíder prominente de la Unión Nacional Karen, uno de los grupos étnicos armados más grandes y uno de los que aceptaron cargos en la junta, dijo a Reuters que el experimento democrático de una década no garantizaba mayores derechos. Para la minoría.

“Nuestras demandas políticas no se están cumpliendo mediante elecciones democráticas, esa es la principal lección que hemos aprendido”, dijo Phado Man Nyein Maung por teléfono.

Para protestar por el golpe militar en Lake Inley

Un panorama durante un mitin contra el golpe militar y exigiendo la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi, en el lago Inle, Myanmar, el 11 de febrero de 2021, en esta foto obtenida por Reuters. (Foto: Reuters)

Pero la Unión Nacional Karen buscó distanciarse de ella y pidió a su líder, Sue Moto Saifu, el jueves, que todos los grupos étnicos “trabajen juntos para acabar con la dictadura por completo”.

Tropas del Ejército Democrático Budista Karen, un grupo escindido de otra organización militante de Karen, ingresaron al centro de una protesta el domingo después de que las fuerzas gubernamentales dispararan al aire. Los combatientes, con rifles, subieron a los camiones para aplaudir y gritar.

Leer: Víctima de bala en Myanmar lucha por su vida en medio de búsqueda de disparos en Internet

Otros grupos poderosos, incluido el Ejército de Liberación Nacional de Ta’ang (TNLA) y el Consejo de Restauración del Estado de Shan (RCSS), también expresaron su apoyo al movimiento antigolpista.

Los líderes del Ejército Nacional para la Liberación de Angola han publicado fotos de ellos mismos en Facebook saludando a los “Juegos del Hambre” de tres dedos que se han convertido en un símbolo del movimiento. “Espero que caiga la dictadura militar”, dijo el mensaje.

Un portavoz del Ejército Arakan, que ha estado inmerso en un conflicto mortal con las fuerzas gubernamentales en el estado occidental de Rakhine desde 2018, dijo que estaba “siguiendo de cerca los acontecimientos actuales dentro de Myanmar”.

El Ejército de Independencia de Kachin (KIA) en el norte no ha realizado comentarios formales, pero un alto comandante del KIA advirtió a los militares en una publicación de Facebook que no dispararan contra los manifestantes.

Sue Cappy, una de las líderes de Karen y directora fundadora del Centro de Investigación del Instituto Salween, dijo que muchos ven como su “deber” oponerse al golpe.

“Miles de jóvenes étnicos se han unido hoy a las protestas nacionales”, dijo. Su objetivo común es rechazar la dictadura militar y establecer una democracia federal en Myanmar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *