mayo 12, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

La familia de Nueva Gales del Sur abandona los planes de vida en España y elige Mandorah, Washington | Canberra Times

9 min read

Noticias, ultimas noticias,

Esta vez el año pasado, Lauren y Joshua Davidson redujeron a toda la familia a unas pocas bolsas. La emoción fue alta. Vendió su casa en Nueva Gales del Sur y les dejó un buen nido de huevos, y ellos donaron sus muebles y todo lo que quedó fue algo de ropa y pertenencias personales. Joshua había conseguido un trabajo lucrativo con su empresa en un importante papel de formación y bombardeo en España, depositaron una hermosa villa española y viajaron a Europa para ampliar las escuelas internacionales. “Nunca he viajado y pensé que esta era una gran oportunidad para apoyar su carrera, pero estoy deambulando por el mundo”, dice Lauren. “Pusimos todo en el mapa, vamos a mostrarles a nuestros hijos la cultura, y ellos pueden aprender otro idioma y ver el mundo. Se suponía que era perfecto”. Estaban listos para comenzar su vida como expatriados en España. Pero en la víspera de su partida, surgieron noticias del Coronavirus. Junto con gran parte del resto del mundo, sus planes están patas arriba. Josh estaba atrapado en Egipto y no podía irse, mientras que Lauren no tenía dónde vivir y se mudó con amigos. Las semanas finalmente cumplieron cinco y Joshua todavía no había visto a Lauren ni a sus dos hijos pequeños, Maddock, 7, y Ava, 5. Mientras tanto, la amistad de Lauren con su familia anfitriona se vio desafiada ya que sus familias intentaron vivir juntas y aislarse juntas y en casa juntas. “Dos mujeres y dos niños bajo un mismo techo durante tanto tiempo en aislamiento no es una gran idea, llegó al punto en que vi que se volvió muy difícil para ellos”, dijo. Finalmente, a Joshua se le permitió irse a casa, pero su salud mental se deterioró mientras estaba en cuarentena, y después de cuatro días fue despedido de su trabajo sin necesidad de ser despedido o notificado. “No es que no estemos acostumbrados a lanzar pelotas curvas”, se ríe Lauren. Ha sobrevivido a dos campañas repentinas y una experiencia cercana a la muerte con la malaria, entre otros desafíos: un embarazo después de que Lauren comenzó a trabajar en las minas y la pareja vivía con sus padres, y el segundo mientras intentaban construir una casa. – siguen viviendo con sus padres. Pero esta vez no se trataba solo de adaptarse a un nuevo estándar. No había ningún estándar y todo era incierto. “No teníamos idea de cuánto tiempo llevaría todo esto, seguíamos pensando que pronto terminaría”. Lauren me cuenta sobre los próximos meses: cambiar de Airbnb, consumir sus ahorros, buscar trabajo mal y rechazar los pagos de asistencia social para apoyar a COVID. “Lo que tenemos de nuestro lado es que somos muy soñadores y creemos que todo pasa por una razón”, dijo. “Joshua creció en una familia cristiana y aunque no lo practicamos ahora, nos dio esta base de que todo está bajo control y que todo saldrá bien. Superamos muchos obstáculos en el pasado, sabíamos que íbamos a superar este “. Fue en este lugar de desesperación donde nació el sueño de Australia Occidental. “Necesitábamos un plan maestro B”, dice Lauren. “Visitamos mucho Washington, pero nunca nos imaginamos mudarnos aquí, así que estábamos preocupados por la idea”. Pero sabíamos qué hacer y que esto sería mejor para nosotros. “Cuando el primer ministro Mark McGowan anunció a Joshua que abriría sus fronteras a Nueva Gales del Sur el 8 de diciembre de 2020, y Joshua reservó su primer vuelo ese día.” No teníamos trabajo y él era un capricho “, dijo Lauren. Joshua encontró trabajo en una semana. Comenzó a hacer planes para que la familia los rastreara. Pero el G2G de Lauren fue rechazado repetidamente y tuvo que “pensar de manera creativa” para finalmente obtener la aprobación 24 horas antes del vuelo. Cuando conoció a Lauren en Mandurah Café, era el epítome de la calma y la serenidad. No parecía haber sobrevivido simplemente. De un año de infierno. “Nos encanta estar aquí ahora, nos hemos establecido maravillosamente”, dijo. Sus nervios están tranquilos, lejos de lo que Viniendo de Hunter en Nueva Gales del Sur, una impresionante zona costera cerca de Newcastle, dice Mandurah: “Nada de condiciones”. “Tenemos amigos hermosos y nos encantan las playas”. “Los niños se adaptaron bien a la escuela”. Cree que la alternativa podría haber sido meses interminables de bloqueo en España, uno de los países más afectados por COVID. ¿España y el estilo de vida de expatriados? Ahora lo tiene. “Estoy en el punto en el que estoy listo Para cerrar este capítulo. No somos lo suficientemente estables para hacer estos grandes planes. Estábamos logrando metas tan grandes, pero comenzamos nuestra vida financiera de nuevo, no habíamos vivido antes “. Pero están asombrados por la sensación europea del vecindario en el que se establecieron: la mansión Port Bouvard en Wananube.” ¿Es el destino? ¿Buen karma? Quién sabe, ahora vemos que se supone que debe ser ”. En este momento, Lauren se está tomando un año de descanso. Después de seis años trabajando en las minas mientras criaba niños, seguidos de cuatro años de arduo trabajo dirigiendo su negocio de cosméticos (su estrategia de salida de Minería), lista para tomar un descanso, para “encontrarse a sí misma” nuevamente. Luego sueña con un trabajo significativo para inspirar y empoderar a las mujeres. Dice: “He crecido mucho gracias a mi presión”. “Muchas mujeres se han ido a través de cosas similares, pero muchas de ellas no pueden crecer durante eso. Lo que me encantaría hacer es inspirar a las madres y mujeres a que se rindan ante estas oportunidades “.

READ  Apple ha solicitado información de ventas sobre más de 30,000 juegos de Steam en una demanda en curso con Epic Games

/images/transform/v1/crop/frm/GJZ5TVpAk84wrTzsQfLQRB/0c700273-fd76-4ea3-8fa5-ede9e297cf6f.png/r5_0_1915_1079_w1200_h678_fmax.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *