Search for:
  • Home/
  • science/
  • Los prejuicios personales distorsionan los recuerdos de la COVID-19, lo que plantea un desafío para futuras políticas pandémicas
Los prejuicios personales distorsionan los recuerdos de la COVID-19, lo que plantea un desafío para futuras políticas pandémicas

Los prejuicios personales distorsionan los recuerdos de la COVID-19, lo que plantea un desafío para futuras políticas pandémicas

En un estudio reciente publicado en la revista naturaleza, Los investigadores examinaron cuatro estudios separados en 11 países para evaluar sistemáticamente los efectos del sesgo motivacional en las narrativas históricas relacionadas con la pandemia de COVID-19. Sus resultados muestran que la fuerza del sesgo personal, ya sea hacia la vacunación o desde el discurso de los medios, puede alterar significativamente la memoria asociada con la pandemia. También analizan cómo esto podría influir en las narrativas históricas sobre la pandemia, lo que a su vez influirá en las políticas y la preparación futuras para una pandemia. Recomiendan que las futuras medidas epidemiológicas se centren en los impactos a largo plazo sobre la confianza y la cohesión de la comunidad, y no solo aborden los impactos directos en la salud pública.

Estancia: Las narrativas históricas sobre la pandemia de COVID-19 están sesgadas motivacionalmente. Crédito de la imagen: DisobeyArt/Shutterstock

¿Qué recordamos de la pandemia de Covid-19?

Los amplios datos de vigilancia recopilados por la Organización Mundial de la Salud revelan que la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es una de las peores pandemias de la historia de la humanidad. Desde el comienzo del brote a finales de 2019, la epidemia ha infectado a más de 771 millones de personas y se ha cobrado casi 7 millones de vidas en todo el mundo. El desarrollo de vacunas contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y las campañas mundiales de vacunación a gran escala han provocado una disminución significativa de las tasas de infección y mortalidad, lo que llevó al levantamiento de la mayoría de las restricciones pandémicas en 2023.

Esta “fase pospandémica” se ha caracterizado por revisiones de las políticas de COVID-19 y esfuerzos para prepararse para futuros brotes. Aunque se dispone de datos cuantitativos provenientes de observaciones y encuestas, estas revisiones y esfuerzos están influenciados por la opinión pública y los medios de comunicación, los cuales son susceptibles a sesgos personales.

“Debido a que la formación de la memoria es un proceso constructivo, los relatos retrospectivos sobre eventos históricos como la pandemia corren el riesgo de sufrir una distorsión significativa. Más allá del simple olvido, el recuerdo y la evaluación posterior son vulnerables a diversas formas de sesgo, que reflejan diferencias en la motivación y el propósito (por ejemplo, deseo de conformidad con la opinión personal o la opinión predominante).

En este estudio, los autores sugieren que las evaluaciones de la reciente pandemia están sesgadas por sesgos individuales y que la mayor parte, si no la totalidad, de este sesgo es negativo, dados los altos costos incurridos a nivel mundial debido a la COVID-19. Usan como ejemplo las opiniones sobre la vacunación: independientemente de sus creencias personales, la mayoría de las personas han tenido que cumplir con la política gubernamental que exige la vacunación. Sin embargo, la hostilidad polarizada hacia individuos que se oponían a sus creencias puede haber llevado a una facción a discriminar a la otra, alterando así el recuerdo imparcial de la epidemia en su conjunto.

READ  Eugene Parker, el astrofísico pionero que descubrió el viento solar, murió a la edad de 94 años.

Sobre el estudio

Los investigadores informaron sobre cuatro estudios experimentales separados que examinaron el tipo y la gravedad del sesgo interpersonal en las narrativas relacionadas con la pandemia de COVID-19. El primer estudio evaluó el sesgo de recuerdo y evaluación, que está matizado por evaluaciones de limitaciones políticas y eclipsado por la prevalencia de cohortes basadas en opiniones, especialmente aquellas relacionadas con la vacunación. Los estudios 2 y 3 evaluaron técnicas y estrategias mediante las cuales se puede mitigar el sesgo de recuerdo. Finalmente, el Estudio 4 tuvo como objetivo investigar el sesgo específico de cada país en las evaluaciones de una pandemia y examinar si estas evaluaciones se extendieron a los preparativos pospandémicos.

El papel de las percepciones

El estudio 1 se llevó a cabo en un grupo de 1.644 adultos alemanes encuestados en el verano de 2020 o en el invierno de 2020-2021, y luego se repitió a finales de 2022. De ellos, 1.216 (74%) recibieron al menos una dosis de vacuna contra la enfermedad aguda grave. . Síndrome respiratorio coronavirus 2 (SARS-CoV-2). La encuesta incluyó preguntas sobre sus percepciones y preocupaciones sobre la pandemia, el grado en que se relacionan con las recomendaciones científicas y gubernamentales, y el alcance de su compromiso con el distanciamiento social y la política gubernamental anti-Covid-19. También se les preguntó qué tan satisfechos están con su vida actual y hasta qué punto sienten que la pandemia es exagerada.

Los análisis de regresión lineal de sus percepciones en los dos momentos revelaron que su recuerdo estuvo significativamente influenciado por variables relacionadas con el riesgo percibido, el comportamiento de cumplimiento y la confianza que estaban fuertemente asociados con las percepciones actuales del impacto de la pandemia en su bienestar. Estos factores, a su vez, estuvieron influidos por la identificación del estado de vacunación (un indicador de si apoyaban o se oponían a la vacunación). Las personas vacunadas indicaron que la epidemia y el riesgo de infección eran más graves que los que no estaban vacunados.

Se observó que la convergencia con la política gubernamental tenía efectos similares, ya que las personas que cumplían fácilmente las restricciones gubernamentales tenían más probabilidades de ser vacunadas y, por lo tanto, tenían una mayor percepción de riesgo de infección que aquellos que consideraban que la política gubernamental era exagerada e inapropiada.

“Esto sugiere que un mayor sesgo de retrospección se asoció con una evaluación más extrema de la acción política, en cualquier dirección”.

¿Podemos reducir los efectos del sesgo en futuras políticas pandémicas?

El estudio 2 tenía dos objetivos principales: 1. investigar si los incentivos financieros podrían conducir a un retiro más preciso y 2. Si al proporcionar información metacognitiva el sesgo de recuerdo es generalizado, puede conducir a un recuerdo más preciso. Estos objetivos se derivan de investigaciones anteriores, que han demostrado que ambos factores en otros dominios persuaden a los individuos a corregir sus juicios, reduciendo así el sesgo.

READ  Más información sobre el conductor que maneja el Mars Rover

El grupo de estudio está formado por 3.105 participantes alemanes y austriacos estudiados durante enero de 2023, el 71% de los cuales recibieron la vacuna pandémica. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a condiciones de intervención (efectivo o medios de comunicación) o grupos de control, y luego se les preguntó sobre sus percepciones de la pandemia. Las intervenciones incluyeron la oportunidad de ganar 100 € en el grupo en efectivo e información sobre el alcance del sesgo en el grupo metacognitivo.

Tanto en el grupo de intervención como en el de control, los análisis de regresión lineal revelaron nuevamente sesgos inherentes entre los participantes vacunados y no vacunados. A pesar de la incapacidad de cambiar estadísticamente la respuesta para la condición de vacunación excluida, ambas intervenciones dieron como resultado un cambio distinto de cero en las percepciones y el recuerdo, como lo indican los resultados más allá de las regiones de equivalencia práctica (ROPE) para la probabilidad de infección.

El estudio 3 tuvo como objetivo investigar si la solidez de las intervenciones (en este caso, los incentivos) cambiaría los resultados del estudio 2 y supondría una mayor probabilidad de ganar el premio en efectivo de 100 €, debido a la mayor precisión de recuerdo de los participantes. El estudio incluyó a 906 adultos alemanes vacunados que fueron encuestados en julio de 2023. Los participantes se dividieron en grupos de intervención y control siguiendo la metodología de aleatorización del Estudio 2. Los resultados del estudio revelaron que, aunque el sesgo todavía influye en la sobreestimación de la evaluación de riesgos asociada debido a la epidemia, la precisión de la recuperación ha mejorado significativamente. Durante el estudio 2.

“…una regresión de efectos mixtos (controlando múltiples respuestas del mismo individuo, incluyendo n = 5360 respuestas, ver Tabla de datos ampliados 5) reveló que la presentación de un estímulo conducía a una disminución del sesgo direccional (efecto principal: b = −0,35, sem = 0,10, P = 0,001) y una mayor influencia de las evaluaciones previas (efecto de interacción entre el estímulo y las evaluaciones previas: b = 0,08, sem = 0,02, P = 0,002), lo que indica un sesgo de recuerdo reducido.

En conjunto, los resultados de los estudios 2 y 3 revelan que las intervenciones metacognitivas no pueden influir en el sesgo personal específico del grupo y, aunque un incentivo más fuerte puede reducir el recuerdo sesgado, no logran eliminarlo por completo.

¿Importa dónde vives?

Sobre la base de investigaciones anteriores de 2020 en 10 países, a saber, Australia, Italia, Alemania, México, Japón, Corea del Sur, Suecia, España, el Reino Unido (Reino Unido) y los Estados Unidos (EE. UU.), el estudio 3 incluyó a 5,121 participantes de estos países. El 88% de ellos recibió la vacuna contra el virus Corona. España tuvo la tasa de vacunación más alta (96%), mientras que Japón tuvo la más baja (72%).

READ  Las búsquedas en Google de "me duelen los ojos" aumentan en medio del eclipse solar

La metodología consistió en los mismos cuestionarios utilizados en los Estudios 1-3, y los resultados se compararon con el estudio estándar anterior seguido del Estudio 4. Se encontró que la mayoría de los participantes de diferentes nacionalidades sobreestimaban la probabilidad de infección, siendo Japón y México los más destacados. Salvo excepciones, subestimaron la gravedad de la enfermedad. Se encontró que el sesgo relacionado con la eficacia del gobierno varía ampliamente entre los países evaluados (31% en Italia y 81% en Japón).

La gravedad percibida de la enfermedad se asoció con las calificaciones de la eficacia gubernamental, y la sobreestimación de la gravedad de la enfermedad se asoció con una mayor eficacia percibida del gobierno.

“Los resultados sugieren que, aunque la mayoría vacunada tiene una visión más positiva de las medidas tomadas durante la pandemia y justifica sus respectivas percepciones del pasado, un pequeño segmento de la sociedad tiene un fuerte deseo de venganza contra quienes han hablado o hecho una decisión en su contra.””. Responsabilidad durante la pandemia. En resumen, observamos evaluaciones polarizadas de la pandemia e indicadores de tensión social en muchos países y en todos los continentes.

Conclusiones

En este informe, los investigadores realizaron cuatro estudios destinados a evaluar la naturaleza y la fuerza del sesgo en las valoraciones históricas y la recuperación de la memoria relacionadas con la pandemia de COVID-19. Sus hallazgos revelaron que el sesgo individual desempeña un papel importante a la hora de influir en la memoria y la cognición, ya que las personas que se abstuvieron de vacunarse proporcionaron evaluaciones opuestas sobre la gravedad de la pandemia y la eficacia de las intervenciones gubernamentales en comparación con las que fueron vacunadas.

“…los cuatro estudios citados aquí resaltan la compleja relación de actitudes, recuerdos y comportamientos que rodean la pandemia de COVID-19. Los factores motivacionales relacionados con la identidad y el comportamiento en situaciones extremas parecen fundamentales en este contexto, vinculando recuerdos sesgados del pasado y comportamientos futuros. Los investigadores y formuladores de políticas deben buscar una mejor comprensión de estos vínculos para desarrollar formas más fructíferas de aprender del pasado para mejorar la preparación y respuesta a las crisis.

Referencia de la revista:

"Defensor de la Web. Geek de la comida galardonado. Incapaz de escribir con guantes de boxeo puestos. Apasionado jugador".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required