Search for:
  • Home/
  • Top News/
  • Los separatistas catalanes rechazan el proyecto de amnistía español
Los separatistas catalanes rechazan el proyecto de amnistía español

Los separatistas catalanes rechazan el proyecto de amnistía español

Los separatistas más extremos, que quieren garantizar el regreso a su patria de su líder Carles Puigdemont, prófugo en Bélgica, dijeron que la ley propuesta no era suficiente para protegerlo.

El proyecto de ley debe ser devuelto a un comité parlamentario para ser redactado nuevamente dentro de dos semanas, pero aún está por ver qué pueden hacer el gobierno y los separatistas para salvarlo.

El rechazo puso de relieve la fragilidad del gobierno, incluso entre sus supuestos aliados.

El primer ministro socialista, Pedro Sánchez, aprobó la ley a cambio de apoyo parlamentario a dos pequeños partidos separatistas en Cataluña, lo que le permitió formar un nuevo gobierno minoritario de izquierda a finales del año pasado.

Los manifestantes llenaron la plaza central de Cibeles en Madrid, España, en noviembre, durante una manifestación contra una propuesta de ley de amnistía (Alicia León/AFP)

Pero el proyecto de ley, que enfureció a millones en España, fue rechazado después de que uno de los dos partidos catalanes, Unes (Juntos), votara en contra. El partido había presionado para que se incluyeran cláusulas que protegieran a Puigdemont de todos los posibles desafíos legales si regresaba a España.

“Seguiremos negociando con un margen de 15 días adicionales… No hay razón para acordar una ley de amnistía con lagunas”, dijo Miriam Nogueras, miembro de Junts.

Dijo que los socialistas les habían advertido que las enmiendas propuestas “podrían significar que la ley de amnistía enfrenta problemas en Europa”, pero dijo que estaban preparados para eso.

El ministro socialista de Justicia, Félix Bolaños, dijo a los periodistas que era “completamente incomprensible que los Juntes votaran en contra de la ley que él aprobó” y que lo hicieran con partidos de derecha que quieren encarcelarlos.

READ  Ministro de Exteriores: Ninguna entidad extranjera decidirá por los israelíes, después de que los votos del líder de España apoyen las protestas

El partido de Puigdemont-Sánchez advirtió desde el principio que sería difícil complacerlos cuando respaldaran a su gobierno, pero pocos analistas imaginaron que correrían el riesgo de descarrilar una amnistía diseñada para ayudar a sus partidarios.

La derrota demuestra que el gobierno estará a merced de los separatistas durante toda la legislatura. La coalición minoritaria de Sánchez controla 147 escaños, pero necesita el apoyo de muchos partidos más pequeños para lograr una mayoría de 176 escaños en el parlamento de 350 escaños. Junts tiene siete escaños.

Puigdemont y la causa de la independencia catalana son un anatema para muchos españoles. Puigdemont es buscado por el Tribunal Supremo de España por cargos de sedición y malversación de fondos, y dos tribunales inferiores lo están investigando a él y a otros separatistas por posibles cargos de terrorismo y traición.

El proyecto de ley de amnistía fue duramente criticado por los partidos de oposición conservadores y de extrema derecha que representan casi la mitad de la población del país. Muchos miembros del poder judicial y de la policía se oponen a él, así como muchas figuras destacadas del partido de Sánchez.

Incluso si el proyecto de ley hubiera sido aprobado, habría tenido que pasar al Senado, donde el Partido Popular, incondicionalmente conservador, opositor, tiene mayoría absoluta. El partido se comprometió a hacer todo lo que esté a su alcance para bloquear el proyecto de ley en el Senado y impugnarlo ante los tribunales.

Sánchez admite que si no hubiera necesitado el apoyo parlamentario de los separatistas catalanes, no habría aceptado la amnistía. También dice que sin su apoyo no habría podido formar gobierno y la derecha habría llegado al poder, habiendo obtenido el mayor número de escaños en las elecciones de 2023.

READ  Pronósticos de la Liga de Naciones del jueves, incluido España vs Portugal

Ahora dice que una amnistía sería positiva para España porque calmaría aún más a Cataluña, y se jacta de que sus políticas hacia Cataluña desde que asumió el cargo en 2018 han aliviado en gran medida las tensiones que existían entre Madrid y Barcelona cuando el Partido Popular estaba en el poder.

El gobierno anterior de Sánchez concedió amnistía a varios líderes encarcelados del movimiento independentista catalán, lo que ayudó a sanar las heridas.

"aspirante a practicante de la cerveza. Creador. Alborotador incondicional. Defensor de la televisión. Gurú del café extremo".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required