agosto 1, 2021

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Menos del 50% de América Latina tiene banda ancha fija. Aquí hay 3 formas de impulsar el acceso digital en la región

7 min read

• América Latina y el Caribe tiene un acceso digital costoso y desigual.

• Promover la digitalización aumentaría la inclusión social, financiera, educativa y sanitaria en el período de recuperación del COVID-19.

• Mejorar esta infraestructura es relativamente barato.

La crisis del COVID-19 ha golpeado a la región de América Latina y el Caribe (ALC) más difícil que cualquier otra región del mundo y ha hecho de la necesidad de una recuperación resiliente e inclusiva un enfoque agudo. Un mayor acceso digital, para respaldar el aprendizaje a distancia, las transferencias digitales de efectivo, la telemedicina y los servicios públicos en línea, es la piedra angular de este impulso y requiere una política ambiciosa y una agenda regulatoria, así como mayores inversiones en infraestructura. Esto es especialmente importante ya que la región se prepara para las subastas 5G y continúa expandiendo 4G.

El tema del acceso digital es claro. La digitalización mejora la inclusión social y financiera, así como los resultados de aprendizaje y salud. casi la mitad de la población adulta de América Latina y el Caribe no tiene cuenta bancaria en la actualidad. Alrededor 170 millones Los estudiantes de toda la región se han visto afectados por el cierre de escuelas durante la pandemia. Y el 71% Uno de los países que experimentó interrupciones en la atención de enfermedades no transmisibles durante los primeros meses de la crisis del coronavirus.

Pero los desafíos son importantes: la cobertura débil y desigual, junto con los altos costos de datos y hardware, continúan obstaculizando el acceso digital. Hoy, menos de 50% La población de América Latina y el Caribe cuenta con una conexión de banda ancha fija, y solo 9,9% Conexión de fibra de alta calidad a domicilio. Tiempo 87% De la población que vive en el rango de la señal 4G, el uso y la penetración reales siguen siendo bajos (37%). y solo Cuatro de cada 10 Los latinoamericanos rurales tienen opciones de conectividad en comparación con el 71% de los residentes urbanos.

READ  Podcasts sobre España: ¿Qué? Spanish News Podcast S05E08: Una nueva escalada del virus Corona en España y cómo los políticos españoles afrontaron los acontecimientos en Cuba | ¿What? | Podcasts

La penetración de la banda ancha se está desacelerando en América Latina y el Caribe

Foto: Banco Mundial

Los planes de datos y los dispositivos habilitados para Internet no son asequibles para los pobres del área. En promedio, un plan de datos cuesta 1 GB 2,7% del ingreso familiar mensual en América Latina y el Caribe (o del 8 al 10% para el quintil más bajo en algunos países), mucho más alto que el de la UIT 2% de asequibilidad. Además, el teléfono inteligente básico más barato cuesta entre 4-12% del ingreso familiar promedio en la mayor parte de la región, y hasta 31-34% Para las personas en Guatemala y Nicaragua, o incluso el 84% para las personas en Haití.

Dado que estos costos pesan sobre las poblaciones vulnerables de manera desproporcionada, la desigualdad en el acceso digital podría conducir a nuevas formas de desigualdad en una región que ya es la más desigual del mundo.

Abordar la brecha digital

Abordar la brecha digital es esencial y requerirá acciones políticas para reducir costos, ampliar el acceso y estimular una mayor participación del sector privado y los ciudadanos, particularmente en tres áreas:

1. Regulación gubernamental

Los gobiernos de América Latina y el Caribe deben buscar la inclusión a través de la prestación de servicios y la reforma legal y regulatoria. Esto puede incluir la implementación de sistemas básicos de identificación digital para todos los ciudadanos para permitir un acceso seguro y confiable a plataformas públicas y privadas; Promover el intercambio de infraestructura entre operadores de red y el acceso a “fibras oscuras” propiedad de gobiernos, empresas de servicios públicos, etc .; aumentar la competencia en un mercado altamente concentrado para los operadores móviles para estimular la innovación y las inversiones mediante la promoción del acceso abierto, la neutralidad tecnológica y mayores opciones de seguridad; Vincular los compromisos de construcción de redes para regiones desatendidas con licencias de espectro 4G y 5G; Agilizar los procesos administrativos y de aprobación. En promedio, los países de América Latina y el Caribe con regulaciones claras y casi predecibles atraen 50% Más inversión en TIC (y 64% más cuando se combina con buenas organizaciones).

2. Incentivos fiscales

Los responsables de la formulación de políticas deben considerar incentivos financieros directos o indirectos tanto para los clientes como para los operadores digitales, según corresponda. Por el lado de la demanda, subsidiar los costos de Internet para los pobres y reducir los impuestos y tarifas en los dispositivos de bajo costo habilitados para Internet puede ayudar a reducir los precios que excluyen a los pobres. Por el lado de la oferta, los gobiernos pueden utilizar concesiones de subsidios mínimos o Incentivos fiscales temporales a la inversión Instar a los operadores de red a extender el servicio a áreas desatendidas. Iniciativas similares también pueden alentar a las empresas privadas y a los inversores a escalar otra infraestructura digital, como los centros de datos locales. La región de América Latina y el Caribe alberga actualmente solo alrededor del 4% de los centros de datos del mundo, y se estima que la capacidad total de la región es menor que en el norte de Virginia.

3. Habilidades digitales

La expansión digital no debe operar en el silo de comunicaciones. Deben acelerarse las medidas complementarias, como la formación en competencias digitales. Sólo 5-15% de adultos La mayoría de los países de América Latina y el Caribe tienen habilidades informáticas y de resolución de problemas medianas o sólidas en entornos ricos en tecnología (frente al 29,7% en los países de la OCDE). El desarrollo de capacidades digitales es beneficioso para los estudiantes y trabajadores, así como para los legisladores y reguladores que buscan experiencia técnica en infraestructura digital y áreas relacionadas (privacidad de datos, ciberseguridad, impuestos digitales, etc.).

La transformación digital es muy prometedora para América Latina y el Caribe, pero tiene un precio relativamente modesto. Durante la próxima década, se estima que el acceso universal de banda ancha en la región costará 0,12% del producto interno bruto anual de la región; Despliegue de 5G en centros urbanos de primer y segundo nivel, 0,17%; y alcanzar niveles de comunicación en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, 0,62%. En una región que no invierte en infraestructura pública, cerrar la brecha de la infraestructura digital es más barato que cerrar las brechas en los sectores de transporte, energía y otros sectores de infraestructura.

En 2018, más de la mitad de la población mundial finalmente se conectó. Sin embargo, alrededor de 3.400 millones de personas, aproximadamente el 50% de la población mundial, siguen sin conexión.

Aunque se ha avanzado mucho en la reducción de esta brecha digital, el desafío sigue siendo enorme, complejo y multidimensional. Requiere un enfoque colaborativo de múltiples partes interesadas para superar cuatro barreras principales para la integración de Internet: infraestructura; Asequibilidad. habilidades, conciencia y aceptación cultural; y contenido relacionado.

El lanzamiento del Foro Económico Mundial Internet para todos en 2016 para proporcionar una plataforma donde los líderes del gobierno, el sector privado, organizaciones internacionales, organizaciones sin fines de lucro, el mundo académico y la sociedad civil puedan unirse y desarrollar modelos de colaboración público-privada para llevar Internet a nivel mundial.

Desde su lanzamiento, Internet para todos ha logrado resultados significativos sobre el terreno a nivel mundial, incluido el lanzamiento de cuatro programas nacionales que operan en Ruanda, Sudáfrica, Argentina y Jordania.

Lea más sobre nuestros hallazgos y los esfuerzos continuos para garantizar que todos tengan acceso a Internet en nuestra Historia de impacto.

Contáctenos para participar en el Foro y dar forma al futuro de nuestra economía digital.

Sin embargo, liberar estos beneficios requerirá un esfuerzo concertado. Las instituciones multilaterales pueden ayudar. El Banco Mundial, por ejemplo, ayuda a proporcionar algunos 1300 Instituciones públicas con conectividad de banda ancha en Haití y Ayudar Gobierno colombiano con mejoras normativas y de políticas para ampliar el acceso de banda ancha. Si bien la mayoría de los países de América Latina y el Caribe continuarán enfocándose en responder a la pandemia en el futuro cercano, ahora es el momento de aprovechar las oportunidades digitales que permitirán a la región desbloquear un futuro más verde, más resiliente e inclusivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *