Search for:
“No esperaré por nada”

“No esperaré por nada”

En este momento, Rahul Bahl, de 18 años, es un adolescente normal y corriente que vive en la casa de sus padres en Tampa. Come comida casera, juega videojuegos con amigos, pasa tiempo con su novia y sale con sus padres en la sala de estar. Todo esto cambiará en otoño, cuando Rahul haga las maletas para mudarse a Europa y competir con los mejores talentos jóvenes del fútbol del mundo.

Acaba de regresar de jugar su primera temporada con la División de Honor de España, la liga de fútbol juvenil mejor clasificada del país. Rahul es la primera persona de origen indio que juega a este nivel y, a pesar del ritmo pausado de su tiempo libre, su corta carrera ya tiene madera de una prometedora película biográfica deportiva.

Un comienzo temprano

La fiebre del fútbol comenzó temprano para el adolescente nacido en Tampa cuando su tío Daryl Jama le presentó el juego cuando era niño. Una vez, Gama jugó fútbol competitivo en Goa y descubrió el potencial de su sobrino cuando el niño pateaba una pelota en la tienda de su madre en Tampa.

“Es un recuerdo muy importante para mí”, dijo Rahul. “Me sentaba a su lado y veía partidos con él, ¡y eso me encantaba!”.

Cuando tenía cuatro años, Rahul ya competía con niños de seis años en un club local: Wesley Chapel Club. Su madre, propietaria de una tienda de ropa india, y su padre, un hombre de negocios, no eran fanáticos de los deportes, pero apoyaban el gran interés de Bahl por los deportes; Lo llevaban de ida y vuelta a los juegos y lo aplaudían desde la banca. Entonces sobrevino la tragedia.

Fusion Futbol Club fue uno de los primeros clubes en los que jugó Rahul. Crédito de la imagen: Kiran Bahl y Rajesh Bahl.

Cuando Rahul tenía 10 años, Daryl Gama murió en un accidente automovilístico. Rahul estaba frustrado pero decidió mantener viva la memoria de su tío a través del fútbol, ​​el deporte que ambos amaban.

“Él era mi mayor motivador y siempre me levantaba temprano para entrenar, así que le dije a mi papá que quería hacerlo por él”.

Poco después, a través de un show de talentos corporativo, Rahul fue invitado a jugar en Alemania, la meca del fútbol europeo. Rahul encontró la experiencia estimulante y afirmativa.

“Básicamente demostré que podía hacerlo. [to Europe] “El año que viene otra vez”, dijo Rahul, recordando los tiempos en los que era un niño de doce años que acababa de regresar de su primera etapa en el fútbol competitivo en el extranjero. Convertirse en futbolista profesional ya no es un sueño lejano y Europa era el lugar para hacerlo realidad.

el sueño continúa

El camino para convertirse en un atleta profesional vino acompañado de sacrificios. Para Rahul, eso significó dejar su casa a los 13 años para asistir a la escuela secundaria en la cercana Academia IMG, un internado que ofrece instalaciones de entrenamiento deportivo de primer nivel. Rodeado de otros atletas y aprendiendo de los mejores en el campo, Rahul progresó rápidamente. Pero tuvo un costo.

“Estaba simplemente saliendo con los otros jugadores de fútbol”, dijo. “Cuando se trata de eventos indios o fiestas con amigos de la familia, realmente no sé cómo exponerme, siempre estoy acostumbrado a decir: ‘Oh, ¿viste el gol del Real Madrid esta semana?’ sobre otras cosas. Estoy socialmente ansioso, pero esto es solo parte del juego.

Un año después de su paso por IMG, Rahul jugó un partido contra el club alemán SC Borea Dresden e impresionó a los cazatalentos con su habilidad técnica. Una semana después, Rahul recibió una oferta para jugar en el Boria Dresden la siguiente temporada.

Sus padres se preguntaron si Rahul estaba preparado. Dijeron: “Tienes que mudarte por tu cuenta y salir de Estados Unidos”. “Miré hacia atrás y dije: ‘Me destaqué el año pasado por esta oportunidad en particular'”, relató Rahul. “Así que, por supuesto, ¡hagámoslo!”

Al año siguiente viajó a Alemania. Fue una de las temporadas más importantes de su carrera y requirió algunos ajustes. Primero, su entrenador cambió su posición de centrocampista ofensivo a delantero. Luego vio de primera mano el inconveniente de jugar al fútbol en un país que se toma muy en serio este deporte: los malos aficionados.

En su primer partido contra un popular club local, el equipo de Rahul tomó una ventaja de 1-0. Los aficionados del equipo contrario expresaron claramente su descontento. “Solo quedaban unos pocos minutos de juego y todo lo que podía escuchar eran comentarios racistas. Fue realmente una locura”, dijo Rahul. “Todos allí eran en su mayoría blancos, y yo era prácticamente el único hombre moreno… y eso me afectó”. “Mentalmente, porque solo tenía trece años”.

Fue uno de los momentos más difíciles de su carrera. Sentirse emocional y mentalmente vulnerable mientras practicaba el deporte que amaba fue una experiencia nueva para Rahul. Pero los nervios de jugar su primer partido desaparecieron y en su tercer partido Rahul marcó su primer gol en el fútbol europeo.

“Ni siquiera sabía cómo celebrarlo”, añadió. “El solo hecho de poder competir con los jugadores europeos me hizo sentir que pertenecía allí”.

juramento de honor

Justo cuando Rahul avanzaba en Alemania, la temporada llegó a un final abrupto cuando golpeó la pandemia. Regresa a Tampa con dieciséis goles en su haber, afrontando meses de cierre. Todo lo que puede hacer en el entrenamiento es trabajar en su toque.

Pero Rahul no estaba preocupado. Creía que cosas mejores estaban a la vuelta de la esquina para él a medida que la pandemia iba remitiendo, aceptó una oferta para jugar la temporada 2021 con el FC Málaga City, un club del sur de España.

Rahul descubrió que el estilo de juego español, más técnico y menos físico, le convenía mejor. Con sólo 15 años, tenía la habilidad suficiente para competir en un equipo formado en su mayoría por jóvenes de 17 años.

El estilo de juego técnico de Rahul es un buen augurio para él en España. Crédito de la imagen: AD Unión Adarve.

Pasó los siguientes dos años jugando para varios clubes españoles, ascendiendo en las categorías inferiores del fútbol. Luego, en febrero de este año, Rahul recibió una oferta de AD Unión Adarve, club que juega en la prestigiosa Liga de Honor.

Cuando Rahul saltó al campo para su primer partido con ellos, se convirtió en el primer jugador de origen indio en jugar en la Honors League, el nivel más alto de fútbol juvenil del país. Rahul lo vio como una recompensa resultante de su arduo trabajo y demostración.

“Cuando manifiestas cosas, tu ser interior está tratando de impulsarte hacia esa meta, así que siento que manifestarlo es realmente útil”, dijo. “Si lo publicas, sucederá”.

“No esperaré por nada”

Después de una exitosa primera temporada con División de Honor, Rahul regresó a casa para decidir su próximo paso. Ya tiene ofertas de múltiples clubes europeos para la próxima temporada que le llevarán de las ligas juveniles a su primera incursión en el fútbol masculino profesional. Rahul y su padre, que también es su manager, pasarán el verano pensando en la mejor opción.

El verano también es el momento en que Rahul se toma un descanso del programa de licenciatura en línea en Salud Bioconductual en Penn State. Pero su ansia de ascender a las altas esferas del fútbol profesional europeo modera la indulgencia de Rahul durante su tiempo libre.

Rahul (tercero desde la derecha en la primera fila) con su equipo AD Union Adarve en 2024. Crédito de la imagen: AD Union Adarve.

Entonces, mientras juega videojuegos con amigos, también mira partidos del Manchester City para tomar notas extensas sobre las tácticas de Kevin Debruyne. Mientras devora la comida de su madre, también practica el yoga para desarrollar su concentración. Espera aparecer algún día en las páginas deportivas del mundo, pero aborda ese objetivo con conciencia de sí mismo, disciplina y sabiduría más allá de sus 18 años. Sumado a su inquebrantable confianza en sí mismo y su destreza atlética, Rahul parece estar preparado para el éxito.

“A veces tengo miedo, pero siento que cuanto más tiempo sientes miedo, llegas a un punto en el que te puedes congelar”, dijo. Mi creencia es que seguiré adelante hasta que algo me detenga y no esperaré por nada.

En esta película biográfica, los personajes están en su lugar y el primer acto es coherente. Con un campeón tan ganador, es probable que el final sea impresionante.

READ  Un gimnasio de Winnipeg organiza una noche de lucha para ayudar a enviar a un adolescente con un trastorno genético a España

"Jugador. Erudito en alcohol. Evangelista de viajes independiente. Creador ávido. Ninja incurable de Internet".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required