Search for:
  • Home/
  • science/
  • Se ha revelado el impacto duradero de la COVID-19 en el olfato y la salud del cerebro
Se ha revelado el impacto duradero de la COVID-19 en el olfato y la salud del cerebro

Se ha revelado el impacto duradero de la COVID-19 en el olfato y la salud del cerebro

En un estudio reciente publicado en la revista Diagnóstico, Los investigadores están investigando la relación entre la disfunción olfativa asociada con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y los trastornos neurocognitivos posteriores.

Estancia: Una revisión exhaustiva del olfato asociado a la COVID-19: revelando asociaciones con trastornos neurocognitivos y hallazgos de resonancia magnética. Crédito de la imagen: María Boyko/Shutterstock.com

fondo

La disfunción olfativa grave es uno de los síntomas más tempranos y comunes asociados con la COVID-19, con una incidencia de hasta el 75%. Las manifestaciones de disfunción del olfato y el gusto en COVID-19 pueden variar desde una percepción disminuida o distorsionada hasta la pérdida completa del olfato y/o del gusto.

En el contexto de la COVID-19, la disfunción olfativa aguda se define como un cambio en el sentido del olfato que dura 14 días o menos. Por lo general, la disfunción olfativa se desarrolla alrededor del tercer día después de la infección inicial con el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2), y la resolución completa de la percepción del olor ocurre dentro de cuatro a seis semanas. Sin embargo, hasta el 27% de los pacientes con COVID-19 seguirán experimentando un cambio en la percepción del olfato durante un máximo de cuatro meses, y el 21,3% de los pacientes informaron un cambio en el olfato durante hasta un año.

Además de la COVID-19, muchas otras infecciones virales pueden provocar disfunción olfativa, así como traumatismos, procesos patológicos neurodegenerativos y efectos secundarios de la enfermedad de los senos nasales. A pesar de la alta prevalencia de disfunción olfativa asociada con COVID-19, pocos estudios han discutido las anomalías de neuroimagen asociadas con esta presentación, incluidas aquellas que pueden afectar el bulbo olfatorio (OB), el surco olfatorio (OS), la fisura olfatoria y el sistema olfatorio. (ANTIGUO TESTAMENTO). ).

READ  El droide de astrobiología de Marte Curiosity llega a Gediz Vallis Ridge

Sobre el estudio

En este estudio, los investigadores realizaron una revisión de la literatura sobre los cambios OB observados en pacientes con disfunción olfativa clínicamente confirmada después del diagnóstico de COVID-19. También discutieron los tratamientos actuales para la disfunción olfativa asociada con COVID-19.

Con este fin, los investigadores buscaron en varias bases de datos, incluidas PubMed, Scopus y Google Scholar, hasta el 5 de diciembre de 2023, utilizando palabras clave como “COVID-19”, “déficit de olfato”, “anosmia”, “imaging” y “SARS-CoV”. .”-“. 2, resonancia magnética, lámparas olfativas, déficits neurocognitivos, trastornos del estado de ánimo, consecuencias neuropsiquiátricas y tratamientos. Esta búsqueda resultó en un total de 12 estudios observacionales y un reporte de caso incluidos en el análisis.

¿Cómo provoca el SARS-CoV-2 un defecto en el sentido del olfato?

El SARS-CoV-2 es neurotrópico, neuroinvasivo y neurodañino, y algunas variantes virales se asocian con una mayor afinidad por el sistema nervioso central (SNC) que otras. En particular, el linaje ancestral D614G, seguido de las variantes Gamma, Delta y Omicron BA1, se asociaron con la mayor cantidad de neurotropismo en orden descendente.

A pesar de varios estudios que evalúan el efecto de la infección por SARS-CoV-2 sobre el olfato, la patogénesis exacta y los mecanismos moleculares responsables de esta disfunción siguen sin estar claros. Algunas hipótesis propuestas incluyen la obstrucción mecánica debido a la congestión y la rinitis, que pueden afectar el flujo de aire y la transferencia de olores para la percepción de los olores. Sin embargo, esta hipótesis ha sido refutada, ya que varios estudios han encontrado que la disfunción olfativa a menudo dura más que los síntomas respiratorios, y muchos pacientes con COVID-19 experimentan disfunción olfativa sin la congestión nasal asociada necesaria para respaldar esta teoría.

READ  ¿Cómo afecta la luna a los cables de comunicación submarinos?

Los investigadores también plantearon la hipótesis de que el SARS-CoV-2 causa daño directo a las neuronas olfativas, lo que posteriormente conduce a un defecto en el sentido del olfato. Aunque tanto la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) como la serina proteasa transmembrana 2 (TMPRSS2) están ausentes en las neuronas olfativas, las cuales son esenciales para la entrada del virus en las células, el SARS-CoV-2 puede utilizar otras vías como Basigin (BSG) , neuropilina – 1 (NRP1), TMPRSS11A y receptores de furina para dañar el sistema olfativo y provocar su disfunción.

Resonancia magnética para aclarar la disfunción olfativa en COVID-19

Los estudios revisados ​​incluyeron varias descripciones de los hallazgos de la resonancia magnética en pacientes con COVID-19, como anomalías volumétricas, cambios en la intensidad de la señal OB, cambios en la profundidad del sistema operativo, anomalías dentro de la corteza olfativa, así como irregularidades neuronales.

La medición del volumen OB (OBV) y la profundidad OS es el enfoque más común para evaluar el sistema olfativo. Con este fin, en varios estudios se ha observado una disminución de la profundidad del OBV y de la OS en los lados derecho e izquierdo de pacientes hospitalizados con COVID-19, lo que sugiere que el SARS-CoV-2 causa daño directo a las vías neuronales olfativas.

Hasta un tercio de los pacientes que se han recuperado de COVID-19 reportan síntomas neurológicos, algunos de los cuales incluyen confusión mental, insomnio, dolores de cabeza, depresión, ansiedad y fatiga mental. En la COVID-19, la disfunción olfativa se ha asociado durante mucho tiempo con secuelas cognitivas graves, que pueden ser atribuibles a la inflamación, la neurogénesis alterada en el sistema olfativo y los cambios funcionales dentro de las estructuras cerebrales.

READ  Rocket Report: SpaceX lanza Corea a la Luna, el puerto espacial de Georgia

Tratamiento de la alteración del sentido del olfato en la enfermedad Covid-19

Aunque la disfunción olfativa a menudo se resuelve espontáneamente en pacientes con COVID-19, una proporción significativa de estos individuos tiene disfunción olfativa crónica. Por lo tanto, se ha propuesto una amplia gama de enfoques de tratamiento para tratar la disfunción olfativa asociada con COVID-19, algunos de los cuales incluyen corticosteroides, insulina intranasal, diversos suplementos nutricionales y entrenamiento olfativo.

Se necesitan estudios futuros para determinar la eficacia de combinar estas estrategias de tratamiento para restaurar la función olfativa.

Referencia de la revista:

  • Simonini, L., Frejia, F., Ait Ali, L., et al. (2023). Una revisión integral del olfato asociado a COVID-19: revelando asociaciones con trastornos neurocognitivos y hallazgos de resonancia magnética. Diagnóstico 14(4); 359. doi:10.3390/diagnóstico14040359

"Defensor de la Web. Geek de la comida galardonado. Incapaz de escribir con guantes de boxeo puestos. Apasionado jugador".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required