Search for:
  • Home/
  • Top News/
  • Futbolistas a tiempo parcial en Tahití versus Suárez y Torres en Brasil
Futbolistas a tiempo parcial en Tahití versus Suárez y Torres en Brasil

Futbolistas a tiempo parcial en Tahití versus Suárez y Torres en Brasil

Los jugadores de Tahití celebran un gol durante la Copa Confederaciones 2013 en Brasil.
imagen: Fotografía deportiva

Desde que Australia salió de la OFC rumbo a Asia, ha sido raro que algún equipo rompa el molde de Nueva Zelanda en las competencias regionales.

En una ocasión, Tahití levantó la Copa de Naciones de Oceanía para clasificarse para un torneo mundial en el que participaron los mejores equipos del mundo.

Ese evento fue la Copa Confederaciones de 2013 en Brasil, que contó con la selección nacional del país anfitrión, la campeona mundial España y los seis ganadores continentales.

Sería bonito decir que Tahití obtuvo algunos resultados históricos, pero desgraciadamente la palabra “histórico” sólo puede utilizarse a la luz de la magnitud de las derrotas que sufrió.

Pero al menos estaban ahí. No se puede decir lo mismo de Australia, el antiguo país de peso pesado de la región de Oceanía, y de Nueva Zelanda.

La selección australiana necesitaba vencer a Japón en la final de la Copa Asiática de 2011 para clasificarse, pero perdió 1-0.

Los neozelandeses tenían una ruta más fácil hacia Brasil, al menos en teoría. Pero los blancos, invictos en sus tres partidos en el Mundial de 2010, sufrieron una pesadilla en la Copa de Naciones de la OFC en Honiara, en las Islas Salomón, al caer en semifinales ante la veloz Nueva Caledonia.

Con cuatro victorias en cuatro partidos contra Samoa, Nueva Caledonia, Vanuatu y las Islas Salomón, los tahitianos estaban en buena forma y sin duda habrían planteado a Nueva Zelanda una dura prueba si los All Whites hubieran podido llegar a la final.

Dio la casualidad de que el gol de Stevie Hong Hue en el minuto 10 separó a los tahitianos y a Nueva Caledonia en la final. Esta será la primera vez que un equipo que no sea de las superpotencias de Oceanía aparecerá en la final del torneo senior masculino.

Con ella, la Copa Confederaciones recibió su elemento romántico, empatada con Zaire y Haití en 1974 o Trinidad y Tobago, Jamaica, Bosnia y Herzegovina y Kuwait en Copas del Mundo posteriores. Para la FIFA, esto era en parte lo que se pretendía hacer con la Copa: difundir el juego más allá del corazón de Sudamérica y Europa.

READ  VERSES permite misiones autónomas de monitoreo de seguridad de multitudes de drones en Zaragoza, España

Pero los preparativos de Tahití para la Copa Confederaciones no transcurrieron sin problemas. En las eliminatorias para la Copa Mundial de Oceanía de septiembre de 2012 a marzo de 2013, Tahití sufrió una serie de derrotas para terminar el torneo con solo una victoria en seis partidos en la serie de cuartos de final. Desafortunadamente, los neozelandeses recuperaron su forma y ganaron tanto en Perai como en Christchurch.

Entre esos partidos, hubo derrotas ante Mayotte y la Guayana Francesa en la Coupe de l’Outre-Mer, un torneo diseñado específicamente para los territorios franceses de ultramar.

Pero el entrenador Eddie Itaita tenía un plan. Su equipo jugará en estadios llenos y con aficionados estridentes. Para familiarizarse con su equipo, Itaeta reprodujo CD con sonidos del público durante los entrenamientos y llenó el vestuario con fotografías de las estrellas españolas para mostrarles a quién se enfrentaban.

Comienza el trabajo

El primer partido de Tahití fue en Brasil contra Nigeria, que les aventajaba en más de 100 puestos. Hubo un elemento cruel en el primer gol de los favoritos, ya que el balón rebotó en el árbitro hacia Awa Echegele, quien realizó un simple disparo que dio a los africanos la ventaja inicial.

Pero tras perder por 3-0, los polinesios lograron su modesta ambición goleadora. Jonathan Tehow cabeceó al segundo palo en el minuto 54, para deleite de los aficionados de Belo Horizonte. Era exactamente lo que se merecían después de jugar un fútbol creativo y de pases.

Tehau y sus compañeros celebraron simulando remar en canoas en honor a la Regata Faa. Esta fue la imagen que captó la atención de los medios mundiales, no la trilogía de Nnamdi Oduamadi. Ese no fue el impulso para una remontada audaz, ya que Nigeria añadió tres goles más para ganar 6-1.

Una cosa es Nigeria y otra España, entonces campeona del mundo y de Europa. En Río de Janeiro, tres días después, las estrellas españolas se desbocaron y anotaron diez goles para asegurar una victoria récord en el torneo. Fernando Torres marcó cuatro de sus goles. Las imágenes del delantero y sus compañeros en el vestuario de Tahití no parecieron haber tenido el impacto esperado.

READ  Noticias de transferencias del Tottenham: Sánchez Ndombele, Galatasaray

Como era de esperar, Uruguay venció a los tahitianos en Recife en el último partido del grupo, dejándolos a dos goles de España.

La alineación de sus oponentes muestra una marcada tendencia en dinero y talento: Torres, David Villa, Sergio Ramos y David Silva por los españoles; Diego Pérez, Abel Hernández y Luis Suárez por la selección sudamericana. Vincent Enyeama y John Obi Mikel lideraron el equipo nigeriano.

El único jugador profesional en las filas de Tahití fue Marama Vahiroa, quien jugó como titular a finales de los 90 y principios de los 2000 con el FC Nantes, y con el Panathinaikos de Grecia en ese momento. Tuvo la calidad suficiente para ser convocado con la selección francesa sub-21, pero regresó al Pacífico antes de la Copa Confederaciones para jugar en Brasil.

Tiunawi Tehau de Tahití busca deshacerse del mediocampista español Javier Martínez durante la Copa FIFA Confederaciones 2013 en Brasil.

Tiunawi Tehau de Tahití busca deshacerse del mediocampista español Javier Martínez durante la Copa FIFA Confederaciones 2013 en Brasil.
imagen: Agencia de prensa de Francia

comienzos lentos

La historia del fútbol en Tahití es relativamente reciente. El Territorio entró en la escena internacional en septiembre de 1952, empatando 2-2 en casa contra Nueva Zelanda.

El archipiélago participó por primera vez en las rondas de clasificación para el Mundial de 1994, cuando Australia bloqueó su ventaja con un par de victorias.

En aquella época, los organismos nacionales y regionales invirtieron mucho en el desarrollo del deporte, y estos esfuerzos empezaron a dar frutos cuando Tahití se clasificó para el Mundial Sub-20 tras sorprender a Nueva Zelanda. El torneo, que se celebró en Egipto en 2009, se saldaría con duras derrotas contra España, Venezuela y Nigeria, sin que se lograra ningún avance en las defensas de ninguno de esos equipos.

Su segunda aparición en la fase final sub-20 de la FIFA una década después en Polonia se produjo después de tres derrotas más ante Senegal, Polonia y Colombia, pero al menos han reforzado su defensa.

READ  Vacaciones en España: un gran impulso para los turistas irlandeses que buscan el sol, pero no todas las noticias son buenas

Una señal importante de desarrollo se produjo cuando el campeón de la Liga Nacional, AS Tiffana, alcanzó la final de la Liga de Campeones de la OFC de 2012 después de derrotar al Waitakere United de Nueva Zelanda por 3-0 en la fase de grupos. Este resultado es aún más impresionante si se tiene en cuenta la victoria del equipo neozelandés por 10-0 sobre sus visitantes hace unos meses en Auckland. Tevana perdió 3-1 en ambos partidos ante el Auckland City en la final.

Desde su aparición en la Copa Confederaciones, Tahití se ha quedado atrás de sus rivales, y en la Copa de Naciones OFC 2016 no logró pasar de la difícil fase de grupos, perdiendo ante Nueva Caledonia por diferencia de goles debido a que no logró marcar más goles contra la desventurada Samoa. . Sus rivales, los galos.

Algunos podrían argumentar que las duras derrotas sufridas por Tahití en 2013 demuestran que estas naciones no son capaces de competir a este nivel y, por lo tanto, no muestran el juego con buenos ojos.

Esto contradice una visión estrecha de miras y no aborda la universalidad del juego y la importancia de exponer a los equipos más pequeños a los rigores del fútbol de primera categoría.

Mientras tanto, la FIFA canceló la Copa Federación después del torneo de 2017, víctima del inflado calendario internacional.

(LR) El portero brasileño Jefferson, el mediocampista Paulinho, el defensa Dani Alves, el delantero Neymar, el delantero Oscar y el delantero Fred celebran con medallas de oro después de ganar la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013, derrotando a España por 3-0 en la final, en el Estadio Maracaná.  Estadio de Río de Janeiro el 30 de junio de 2013.

(LR) El portero brasileño Jefferson, el mediocampista Paulinho, el defensa Dani Alves, el delantero Neymar, el delantero Oscar y el delantero Fred celebran con medallas de oro después de ganar la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013, derrotando a España por 3-0 en la final, en el Estadio Maracaná. Estadio de Río de Janeiro el 30 de junio de 2013.
imagen: Juan Barreto/AFP

"aspirante a practicante de la cerveza. Creador. Alborotador incondicional. Defensor de la televisión. Gurú del café extremo".

Leave A Comment

All fields marked with an asterisk (*) are required