diciembre 2, 2022

ChitChat Post España

Mundo De Noticias Completo

Paisaje contemporáneo del vino y del embotellado»

5 min read

Dentro del amplio espectro de filosofías de vinificación que se observan en la región de Rioja en España, Bodegas Roda se asienta firmemente en el extremo contemporáneo, en lugar de tradicional, de la escala. Después de todo, el vino más caro, Cirsion, también es el que pasa la menor cantidad de tiempo en el roble, generalmente de ocho a diez meses. Pero la historia de Cersion comienza en el viñedo, no en el sótano.

Cuando el director general de Bodegas Roda, Agustín Santolaya, y su equipo realizaron una investigación detallada de un clon en Tempranillo durante la década de 1990, mediante análisis de laboratorio y muestreo de uvas en el campo, hicieron un descubrimiento intrigante.

“Estaban en este viñedo y se dieron cuenta de que al probar las uvas, algunas vides tenían una madurez muy diferente a otras”, explica Victor Charkan, Gerente de Ventas de Roda. «Eran de la misma edad, de la misma variedad, del mismo suelo, del mismo ciclo climático, pero el resultado de esas vides fue muy diferente. Esta vid estaba aquí, esa vid allá».

La idea de hacer vino de estos viñedos de forma aislada implicaba conocerlos primero, “como buscar hongos en el bosque”, dice Santolaya, cosecharlos temprano y encontrar la técnica de vinificación adecuada para mostrarlos en su mejor momento. De ahí la moderación en el uso del roble.

Al igual que su compañero de establo Roda I, Cirsion ha evolucionado desde que se llenó su primera barrica de prueba en 1997, con Graciano junto con Tempranillo incluidos en la mezcla desde 2012. «Al igual que con Roda I, Graciano está aquí para quedarse», dice Santolaya. . «Imparte una maravillosa frescura al vino». En ambos vinos, la acidez y el color son los beneficios más importantes del Graciano, no el tamaño ni la fruta.

READ  Goldman (GS) en aguas turbias por acuerdos especulativos en España

El recién lanzado Roda I 2017 también tiene Garnacha en la mezcla por primera vez desde 1994, reflejando un año marcado por heladas devastadoras a fines de abril, «causó mucho daño porque el ciclo de crecimiento estaba muy avanzado», dice Santolaya. por mucho calor y empezar a recoger temprano (4 de septiembre).

“Frost redujo el rendimiento, y esto trajo una capa extra de oscuridad [to the Garnacha]explica Santolaya. «Degustando Garnacha, tenía sentido mezclarla con Tempranillo». Sin embargo, la Tempranillo domina la mezcla con un 90%, Graciano un 6% y Garnacha un 4%.

El Roda I pretende expresar el carácter de fruta negra de Tempranillo, el enfoque de maridaje con minerales, a diferencia de Roda Expression (anteriormente conocido como Roda II) centrándose en la fruta roja y elegante. «Jugamos con muchos viñedos diferentes, pero no hacemos ningún vino de los viñedos», dice Santolaya. «Nuestro vino está recogido».

Él resume la filosofía de vinificación de Rawda como «embotellar el paisaje y el vino», lo que significa que además de esforzarse por capturar la esencia del terroir, la compañía ve el contraste antiguo como algo que abrazar, en lugar de temer. Así Roda I 2007 tiene un carácter petricore que recuerda a Santolaya las lluvias primaverales de este año, mientras que el año 2004 se llama la milagrosa Donde una cosecha potencialmente desastrosa fue salvada por un cambio tardío en el clima.

Donde la temporada de crecimiento de Rioja puede fluctuar entre el Atlántico y el Mediterráneo, las condiciones son muy diferentes para Bodegas La Horra, el proyecto de Ribera del Duero de Roda. Puede que solo se necesiten una o dos horas en coche desde Haro, y la variedad de uva puede ser la misma (también conocida como Tinto Fino/Tinta del País), pero Rioja y Ribera del Duero son, dice Santolaya, «dos mundos diferentes».

READ  La destrucción de Spin Harbor se ha pospuesto hasta finales de junio.

Los viñedos de La Horra ofrecen una «pura expresión del clima continental», con más radiación solar gracias a las viñas plantadas a 800-850 metros de altitud, frente a los 450 metros alrededor de Harrow. Hay inviernos fríos y veranos calurosos y cambios de temperatura diurnos significativos para impulsar la maduración de fenoles, color y taninos. Por su parte, el suelo sustituye al arenisca riojana por “un maravilloso juego entre la arena y la arcilla”.

Santolaya dice que la compañía fue a Ribera del Duero «con la mente libre», y rápidamente decidió que quería evitar tres excesos percibidos: madurez excesiva; mucha maceración, taninos y color; Mucho roble. “Estamos en constante aprendizaje”, dice. “Al principio, alguien nos decía que tenemos [Corimbo] Los vinos eran muy buenos, que estábamos haciendo un Rioja en Ribera del Duero.

Pero solo queríamos hacer algo diferente y evitar esos excesos. La etiqueta, creemos, ahora está evolucionando en la dirección correcta. Ahora puedes encontrar un buen desarrollo y más terrenos en Liquor”.

Una filosofía similar de hacer un vino serio con moderación sustenta la última incorporación a la familia Rawda, el primer vino blanco comercial de la empresa. Roda I Blanco 2019 Se trata de la combinación roja de Roda I 2017 y Cirsion 2019 cuando los tres se dieron a conocer en Londres hace una semana.

La naturaleza del vino proviene de las viñas viejas -principalmente fiora- plantadas en Cabizadas, las laderas altas de las colinas alrededor de Haro, donde el suelo se ha erosionado hasta convertirse casi en arenisca. Al igual que con el Rouge, el objetivo era hacer un vino con un gran potencial de guarda.

READ  Feria del Vino de España

“Teníamos miedo, dada la forma en que hacemos los vinos blancos, tal vez apareciera algo de amargor”, dice Santolaya. «Un poco, pero no creemos que sea exagerado».

El clásico de 2019 ve a la malvasía y la garnacha blanca como apoyo a la viura, que representa más del 90% de la mezcla. Aquí radican principalmente los rendimientos restringidos de las viñas viejas: mientras que la superficie máxima es de 9.000 kg/ha, Roda obtiene solo unos 4.000 kg/ha.

«Fiora es una variedad de uva destinada al vino blanco, pero hay que controlarla», dice Santolaya. «Necesitas controlar el rendimiento… [and] El gran desafío con las uvas blancas siempre es la salud”. Aquí, las condiciones calurosas y secas de la temporada de crecimiento de 2022 tienen un beneficio innegable: uvas excelentes y saludables.

Si bien la disponibilidad de Roda I Blanco 2019 está limitada a 4.000 botellas o menos, la bodega ha aumentado las cantidades en las siguientes uvas. Sin embargo, seguirá siendo un vino de pequeña producción, limitado por las dificultades inherentes a encontrar vides de la edad, la ubicación y el potencial adecuados.

Cirsion 2019, Roda I 2017 y Roda I Blanco 2019, así como los vinos de Bodegas Roda / Bodegas La Horra están disponibles en el Reino Unido a través de Mentzendorff.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.