Tras su continua ausencia en el trabajo durante los meses anteriores a su boda en 2019, Belén Esteban no ha regresado de la manera más feliz. La colaboradora que se había tomado unos días de vacaciones como su ‘pre-luna de miel’ junto al que va a convertirse en su marido, Miguel Marcos, no se ha mostrado muy conforme ante todas las acusaciones que habían realizado sus compañeros de trabajo en su ausencia.

https://www.instagram.com/p/Bv7AuycBVGE/

Belén Esteban había dejado varios recados contestando a todas dudas que se la habían atribuido y las cuales no había podido contestar antes. En primer lugar, la colaboradora contestó a la presentadora Paz Padilla ante las acusaciones que esta había realizado acerca de la puja de Toño Sanchís, a lo que Belén contestó: ‘Con Paz tengo que hablar, porque parece que es la que más entiende de ventas y la que más entiende de todo, pero no sabe cómo funciona mi caso y dio informaciones que no eran reales’. En segundo lugar contestaba a las amenazas de Olvido Hormigos: ‘Juntar dinerito tú y el otro (Sanchís), tú para pagar a Lequio y Toño para pagarme a mí’.

La colaboradora de Telecinco no ha podido relajarse durante las vacaciones que había disfrutado días antes con Miguel. Además de todo ello, también ha negado los rumores acerca de un tratamiento de fertilidad y de una supuesta fecundación in vitro antes de su boda, los cuales no ha dudado en demandar si se llega a más.