Piratas del Caribe es de las sagas Disney que más acogida tiene entre niños y adultos. Desde 2003 está en las pantallas pero cada vez se nota más la caída de la saga. Sin embargo, Piratas del Caribe 5 fue de las menos productivas económicamente para la industria. Podemos resumir la saga en un único personaje, el pirata Jack Sparrow, encarnado por Johnny Depp. Sus aventuras, su desverguenza y su capacidad para salir airoso de todo es lo que nos llegaba más a los fans. Por eso, ¿cómo vamos a imaginar una película de Piratas del Caribe sin él?

Pues no tendremos que imaginarla porque Piratas del Caribe 6 vendrá con esta ausencia. Disney con Rhett Reese y Paul Wernick, guionistas de Deadpool, al cargo de la siguiente entrega, se ha decidido prescindir de Johnny Depp para continuar la saga. Según Forbes esta decisión le habrá ahorrado 90 millones de dolares. Pero no solo el elevado caché es el motivo de que se encuentre fuera de este estreno, también han influido muchos las polémicas noticias que le rodean. Su divorcio con Amber Heard, su reconocida depresión, el alcohol, los continuos problemas personales… Todo esto seguramente sean los motivos reales de su salida.

No sabemos cómo tomarnos esta noticia. Por una parte, si solo nos centramos en lo profesional es bastante amarga. No encanta Johnny Depp como actor desde sus inicios y es la marca de Piratas del Caribe. ¿Quién va a darle tanta vida como él? Por otra, no podemos dejar de ver la vida personal de los famosos que nos gustan en la pantalla y si hablamos una saga de Disney, no es lo más adecuado que uno de sus referentes tenga semejantes polémicas. Hay que cuidar mucho las imágenes que apoyamos ya aunque sea un queridísimo actor, no premiar ese tipo de comportamientos. No sabemos cuánto le queda a Johnny Depp en este mundo pero sí que está decayendo.