Los retoques estéticos en las famosas son cada vez más habituales. Dar la cara en televisión no es fácil, y muchos famosos buscan dar la mejor imagen de ellos mismos. Para ello recurren a la cirugía estética, ya no solo para causar buena sensación, sino para sentirse mejor con ellos mismos. María Patiño es una de esas caras conocidas de la televisión que ha recurrido a hacerse operaciónes estéticas.

Lo cierto es que María Patiño no cuenta con una gran trayectoria en los quirófanos, a diferencia de alguno de sus compañeros de profesión. La primera operación a la que se sometió fue una rinoplastia. Lo cierto es que la nariz es uno de los más habituales complejos de la gente. El objetivo de María Patiño al hacérsela era estilizar su nariz. Su cambio, notorio pero sutil, dejó a la presentadora muy satisfecha. No es la única operación a la que se ha sometido. María Patiño, en el 2017 ha estrenado pechos nuevos. “No era por un complejo o una obsesión, simplemente conocí a un cirujano que ha sido el único que ha logrado que yo tome esta decisión”, aseguraba María Patiño.

María Patiño se ha transformado en los últimos años, y no solo con su visita a la sala de operaciones. Aunque su figura siempre ha sido esbelta, es cierto que últimamente su figura está más en forma. María Patiño es una persona que frecuenta mucho el gimnasio, pasión que comparte con su novio Ricardo. Tanto es así, que no duda en mostrar a su seguidores su rutina por las redes sociales. Eso sí, la colaboradora siempre está supervisada por su entrenador personal. María Patiño cuida su estilismo hasta en el gimnasio, donde luce looks muy arriesgados. Además, su característica cabellera rizada, antiguamente comparada con la de Rosario Flores, ha desaparecido.

Recuerdos de Menorca!!!! Gracias 😊!!!

A post shared by Maríapatiño (@mariapatino1508) on

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here