Hablamos de una artista que ha pasado a ser cantante revelación en 2017 a ser tendencia en las búsquedas de Google o la primera española en los Sound of 2019. Rosalía ha logrado todo esto gracias a su disco El Mal Querer. Ha marcado un antes y un después en la música española. Ha llegado en una época donde el audiovisual y la industria musical está creciendo mucho nacionalmente. Esta merecida notoriedad es propia de alguien para quien los “dos lugares más importantes en la vida son el estudio y el escenario“.

El disco comunica a lo largo de sus 11 canciones la relación de una pareja con sus etapas y sus problemas. De hecho, El Mal Querer busca replantear la imagen tradicional que se tiene de una relación y dar poder a la mujer. El disco se basa en una novela flamenca anónima del siglo XVIII, El román del Flamenca. Cuenta la historia de una pareja con un novio celoso y una mujer prisionera. Sin más información que esa y su pensamiento de poner lo nuevo ante lo antiguo comenzó a unirlo todo a su obra.

El disco surgió como trabajo final de carrera de la universidad. Tras la grabación de su primer disco, Los Ángeles, se puso manos a la obra con este proyecto. Se dejó llevar por lo que realmente quería hacer y le ha costado dos años y medio desarrollarlo. Un álbum que pudiera oírse individualmente pero en el contexto del conjunto tuviera adoptara otra visión más compleja. Lo primero que tuvo claro Rosalía fue que el disco contaría con capítulos. Luego fue atando los cabos y creando un disco lleno de significado donde mezcla de diferentes músicas y flamenco, internacional, lleno de iconos culturales y pudiera empoderar a la mujer. Todo un reto que ha sabido llevar.